Aquellos/as que tengan en su DNI un año de nacimiento mayor a 1988 – incluso un par de años menos – posiblemente no recuerden o ni hayan visto una película llamada ¿Quién engañó a Roger Rabbit? dirigida por el entonces solicitado Robert Zemeckis (Regreso al Futuro), el cual en la última década ha estado más preocupado en cine animado por captura de movimiento (Polar Express) que el cine real puro y duro (aunque acaba de terminar su primera cinta no animada tras 12 años, Flight con Denzel Washington de la cual ya hablaremos en este blog).

Pues bien, aquella película combinaba animación y personajes de carne y hueso en un Hollywood de los años 30 en los que ambos mundos convivían como si todo fuera tan normal. Esa premisa, es la base de The Happytime Murders, pero con marionetas en lugar de dibujos animados.La película que dirigirá Brian Henson – hijo de Jim Henson, creador de los famoso teleñecos – el cual ya ha realizado cintas con tales marionetas, no nos traerá canciones, buen humor y bonitas historias y moralejas, ya que será cine negro al más puro estilo L.A. Confidential.

Nos encontramos en un mundo en el que las marionetas conviven con nosotros, y que a pesar de ser ciudadanos de segunda no se libran de los pormenores de la vida, lidiando con problemas como el alcohol, las drogas, las miserias, robos y asesinatos. De hecho, en la primera imagen que ha sido publicada – son bocetos al no haberse aún rodado nada de la película – podemos ver los cadáveres de 2 marionetas destripadas con toda la gomaespuma esparcida. Pura crudeza visual.

Phil Phillips es una marioneta ex-policía metido a investigador privado que va tras un asesino en serie de muñecos que ha comenzado a matar a los protagonistas de un antiguo show televisivo llamado ‘The Happytime Gang’. Según avanza en la investigación descubrirá que su novia Jenny es la siguiente en la lista, por lo que desenmascarar al despiadado asesino se convierte en una cuestión de vida o muerte. Para ello contará con la ayuda de su ex-compañera de carne y hueso, la detective Edwards (Katherine Heigl tras considerarse Cameron Diaz), pero las pruebas que irán descubriendo apuntan al mismo Phil como culpable de tales crímenes.