No parar. Esa es la premisa del ya anciano Arnold «Terminator» Schwarzenegger. Desde que ha dejado la política – y obviando sus problemas matrimoniales – el popular actor ha rodado 3 cintas – las 2 entregas de Los Mercenarios  y ese The Last Stand junto a Eduardo Noriega – se encuentra rodando actualmente otra más (la ya comentada en este blog The Tomb nuevamente con su amigo Sylvester Stallone) y tiene 2 en pre-producción: Unknow Soldier y Ten.

Precisamente nos ocupamos de esta última, sobre todo por su extravagante premisa. Dirigida por el guionista de Training Day, David Ayer, la película comienza con una arriesgada y exitosa operación contra un peligroso cártel del narcotráfico por parte de la DEA. Sin embargo dicha operación encubre el robo de una gran cantidad de dinero por parte de los miembros implicados en ella, los cuales lo ocultan hasta que puedan empezar a usarlo sin levantar sospechas. Con lo que no contaban es que, poco a poco, irán muriendo uno a uno de manera atróz.

Agatha Christie publicó en 1939 ‘And then there were none’ – aquí conocida como Diez Negritos– en la que un grupo de personas son invitadas a una lujosa mansión en una exótica isla, pero que dicha invitación los llevará directamente hasta las garras de la Parca cuando comiencen a morir. Esta premisa ha sido usado en numerosas cintas – la muy recomendable Identidad por ejemplo – e incluso en adaptaciones de la obra de Christie a la televisión. Ahora le toca al ‘Chuache’ averiguar quien se esconde tras tales asesinatos antes de que el mismo se convierta en un número más en la lista del despiadado criminal. Con lo bien que le vendría hacer algo de comedia…………¿se lo imaginan en plan Robert DeNiro en Los Padres de ella?