Porque si en la original lo hacían 2 veces, en la secuela serían 3. Ya les he ahorrado la comida de cabeza a los «originales» traductores de títulos de películas en nuestro país. Miren que fácil. En 1988 un recién famoso (y muy fornido) Arnold «pre-gobernador» Schwarzenegger y el ya curtido Danny DeVito rompían taquillas con Los Gemelos golpean dos veces (Twins) dirigida por el entonces conocido Ivan Reitman (ahora lejos de las burbujas del éxito de sus Cazafantasmas). A pesar de que DeVito y Arnie intentaron repetir fórmula en Junior – también de Reitman en 1994 – nada pudo igualar a los hermanos Benedict en busca de su madre. Y sirvió para demostrar que Terminator podía funcionar en comedia (Mentiras Arriesgadas sigue siendo una gozada).

DeVito y Schwarze quieren llevar adelante Triplets, una secuela de la comentada cinta en la que el tercer y desaparecido hermano en discordia correría a cuenta de Eddie Murphy (un minuto de silencio por favor). El proyecto está en una etapa muy desarrollada, Reitman solo produciría y los estudios Universal han de encontrar el guionista que plasme la idea de ambos actores. El primer medio en hacerse eco de esta noticia ha sido Entertainmet Weekly.

Entre tanto Crepúsculo y A todo gas veamos cómo se cuela una secuela de una comedia de los 80 que solo aquellos mayores de 30 años podrán recordar. Es más, muchos de los jóvenes de hoy en día no han visto al Chuache en acción en una pantalla de cine (en Los Mercenarios no pegaba un solo tiro). Aunque ya le gustaría al Diesel o Pattinson de turno haber realizado algo tan divertido y violento como Depredador. Luego dicen que otros tiempos no fueron mejores. Depende del cristal con el que se mire.