Los habitantes de Rose Creek, atemorizados bajo el control del industrial Bartholomew Bogue, deciden contratar a siete forajidos para terminar con la amenaza: Sam Chisolm (Denzel Washington), Josh Faraday (Chris Pratt), Goodnight Robicheaux (Ethan Hawke), Jack Home (Vincent D´Onofrio), Billy Rocks (Byung-Hun Lee), Vasquez (Manuel García Rulfo) y Red Harvest (Martin Sensmeier). Sin embargo, pronto se darán cuenta estos siete que están luchando por algo más que el simple dinero.

Muy bien le vino aquel Objetivo: La Casa Blanca de hace 3 años – cuya secuela está actualmente en nuestras salas – al realizador Antoine Faqua para recuperar el prestigio perdido tras haber sido una futura promesa tras Training Day, que le valió el primer Oscar al Mejor Actor Principal (secundario ya tenía en su poder) al genial Denzel Washington. Un Washington que repetiría con Faqua ya recuperado hace 2 años con la menos interesante The Equalizer (El protector), de la cual suena con fuerza una secuela. Y mientras, nos llega su tercera colaboración para un remake del Western clásico que protagonizó Steve McQueen en 1960 (a su vez basado en el clásico Los 7 samurais de Akira Kurosawa) y que le reúne con Ethan Hawke (el otro componente del trío de aquel Día de entrenamiento), el solicitado Chris Pratt (Guardianes de la Galaxia), D’Onofrio (que repite con Pratt tras Jurassic World), el ex-futbolista polémico Vinnie Jones (60 segundos) o Peter Sarsgaard (Black Mass) entre otros.

Un primer tráiler que promete devolvernos al mejor Faqua y a los Washington/Hawke más madafakas posibles, para su estreno el próximo 30 de Septiembre.

[youtube]https://youtu.be/LV2QK-scQ1I[/youtube]