Lucy (Scarlett Johansson) es una mujer que, forzada por las circunstancias, se ve obligada a convertirse en mula para transportar drogas de manera ilegal para una importante y poderosa banda de narcotraficantes. Por accidente, una de las sustancias que carga, de corte experimental, se filtra a su organismo transformándola en un ser con capacidades sobrehumanas. Absorber el conocimiento de forma instanánea, mover objetos con su mente, una memoria prodigiosa o moverse a la velocidad del rayo son algunas de estos nuevos atributos que hacen de Lucy una auténtica máquina de matar…..

El francés Luc Besson no para la pata. Tras su tirón inicial con grandes cintas/joyas como El Gran Azul, Leon o El Quinto Elemento (mi favorita), el realizador y guionista sufrió un serio varapalo con su superproducción ególatra de Juana de Arco, lo que le mantuvo varios años apartado de la dirección. Tras centrarse en el cine más familiar con la saga de Arthur, su vena actioner se notó en los libretos que, mediante su productora Europacorp, nos servían pequeñas cintas de acción/humor a su más puro estilo para el lucimiento de los Statham (Transporter), Travolta (Desde París con amor), Costner (la reciente 3 días para morir), o Nesson (la saga Venganza con una tercera entrega en pleno rodaje) de turno.

Tras su vuelta a la dirección el año pasado con la curiosa Malavita, este verano vuelve el mejor Besson con esta cinta que mezcla acción y ciencia ficción a partes iguales (en su salsa vamos). El 22 de Agosto Scarlett se convertirá en un arma de destrucción masiva (que no te pille Bush pequeña….).

[youtube]http://youtu.be/YibFcTkJu3U[/youtube]

lucy_xlg