Marchando una de Trilogías.

Nunca es tarde si la dicha es buena. O algo así deben estar pensando en mi colina favorita, cuando en el plazo de pocos días se confirma la tercera parte de varias cintas que, en el caso de algunas, dábamos por muerta y enterrada  la posibilidad de ver de nuevo a sus protagonistas en la gran pantalla. Vamos a enumerarlas – son 3, nunca mejor dicho – y las pondremos en orden de estreno (o al menos, el que parece confirmado):

Bad Boys for Life: o cómo posiblemente la conoceremos en España, Dos Policías Rebeldes III. El título en cuestión hace referencia al famoso eslogan que le dice el personaje de Will Smith al de su compañero, Martin Lawrence, durante los preparativos del ataque final en la segunda entrega, que este verano cumple 15 años. Ambas entregas previas fueron dirigidas por Michael Bay y producidas por Jerry Bruckheimer, en lo que fue su última colaboración hasta la fecha, y ahora esta tercera parte (la cuarta sigue en el aire, ya que en un principio el rumor era de producir ambas a la vez) la dirigirán Adil El Arbi y Bilall Fallah, con un guion escrito por Chris Bremmer y Joe Carnahan (el realizador original, y que se encargó de cintas cómo El Equipo A Infierno Blanco). Columbia acaba de fijar la fecha de estreno para el 17 de Enero de 2020, por lo que su rodaje comenzará a comienzos/mediados del año próximo, algo que ha festejado el propio Lawrence en sus redes sociales (que junto con Smith, llevan tiempo deseando reunirse nuevamente en la gran pantalla). Repite también Bruckheimer, que actualmente produce la cinta que rueda Smith en Cartagena bajo las órdenes de Ang Lee: el thriller de acción futurista Gemini man.

Un pequeño detalle: cuando se estreno la primera entrega, en 1995, Smith y Lawrence estaban en la veintena. Cuando llegue esta, habrán pasado 25 años y ambos serán ya todos unos cincuentones (eso sí, con el mismo humor seguro).

Sherlock Holmes 3: sin título oficial pero con luz verde por parte de Warner que fija la fecha de estreno para el 25 de Diciembre de 2020 (una semana después del presumible estreno de Avatar 2). Repiten Robert Downey Jr y Jude Law, algo que ambos deseaban desde hace tiempo pero sus apretadas agendas – en especial la de Downey con tanto Iron Man, aunque ya rueda la nueva versión del Doctor Dolittle – lo habían impedido. Cabe destacar que la segunda parte data de 2011, y cuando esta llegue a las pantallas habrán pasado 11 años desde la primera vez que vimos al bueno de Downey desquiciar a su compañero Watson. El guión lo firmará Chris Brancato (Narcos) y aunque el realizador de las cintas previas Guy Ritchie no ha sido confirmado – está muy liado con la post-producción del Aladdin de imagen real para Disney con, precisamente, Will Smith – su inconfundible estilo no podrá ser negado para esta cinta que cerraría el círculo de su peculiar Holmes.

Bill and Ted faced the music: o lo que viene a ser lo mismo, la tercera parte de la saga iniciada con Las alucinantes aventuras de Bill y Ted  en 1989, y cuya secuela El viaje alucinante de Bill y Ted tuvo lugar dos años más tarde. Y es que el buen rollo entre sus protagonistas Bill (Alex Winter) y Ted (el solicitado Keanu Reeves) siempre ha existido más allá de la gran pantalla, de ahí que estas dos cintas que cuentan con sus seguidores – y son muchos, creánme – vayan a contar con una tercera parte que, como habrán deducido por el título, estará centrada en el mundo musical cuando ambos protagonistas deciden componer la canción perfecta y descubren que el destino del Universo depende de ello (con su correspondiente viaje temporal). Repiten, por supuesto, Winter y Reeves (que actualmente rueda otra tercera parte, John Wick: Parabellum) y dirige Dean Parisots (Héroes fuera de órbita). De momento no tiene fecha de estreno, solo que en EEUU la distribuirá Orion (sello mítico dónde los haya) y en el resto del mundo se encargará el mercado del festival de Cannes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.