Eso es lo que deben estar pensando las «fans» del actor Vin Diesel. Tampoco es que nos pueda ofrecer otra cosa que vaya más allá del musculoso prófugo amante de la velocidad y/o el rebelde y solitario viajante del espacio (no repito lo de preso, para que no se note mucho que si se mete en la piel de alguien que no haya estado entre rejas, no le van a ver ni sus perros).

Empezamos por Riddick, por eso de que la última vez que le vimos en pantalla fue hace 7 años. ‘Pitch Black’ fue esa clase de cintas que no causó mucho revuelo – buenos efectos, una trama oscura y resultona, y actores desconocidos – pero se convirtió en un film de culto casi al instante. Contando con ello, su realizador y guionista David Twohy dispuso de más presupuesto para la secuela de 2004, ‘Las Crónicas de Riddick’, con un reparto más estelar y un Diesel en pleno estrellato de la fama. Sin embargo, ese verano no tuvo el apoyo suficiente como para llevar a cabo la prevista (y última) de las aventuras intergalácticas del personaje que ve en la oscuridad (no fue ni un fracaso, ni un éxito).

Twohy desaparece del panorama, y Diesel tras una serie de fiascos decide subirse de nuevo al tren de alta velocidad de la saga ‘Fast and Furious’, para recuperar parte de la fama perdida (recordemos que el actor no aparecía ni en la segunda ni tercera entrega). Ahora, con cierta perspectiva de futuro tras su vuelta a la renovada franquicia, el actor y realizador han decidido desempolvar al personaje de Riddick, y ya se encuentra en pre-producción la tercera parte, la cual no tiene título oficial, y de la que solo podemos confirmar – de momento – la presencia de Diesel y Karl Urban (repitiendo su personaje de Lord Vakoo) y su supuesto argumento: Engañado por su propia raza y dado por muerto en un planeta solitario, Riddick lucha por la supervivencia contra peligrosos depredadores, logrando más fuerza y poder de la que jamás ha tenido. Pronto, los cazarecompensas de todas partes de la galaxia caen sobre Riddick sólo para encontrarse que son los conejillos de indias en su estrategia para la venganza. Con sus enemigos justo  donde él los quiere, Riddick libera un ataque de venganza antes de regresar a su planeta de origen de Furya para salvarlo de la destrucción.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dominic Toretto ha corrido más suerte que Ridick. Justin Lin, realizador de las tres últimas entregas de la furiosa saga, tuvo la genial idea de recuperar a los personajes de la primera entrega para una cuarta que podría suponer, si tenía buenos resultados en taquilla – en crítica ya sabemos que no – el reinicio de la franquicia de Universal. Ni ellos mismos se creyeron la buena acogida que tuvo, por lo que la quinta parte no solo era un hecho, sino que en esta ocasión se subieron al carro todos los protagonistas de la trilogía original, junto a un villano en la piel de Joaquim De Almeyda (ya lo hizo muy bien en ‘Desperado’) y un policía obsesionado con capturar al piloto con la piel y gestos de Dwayne Johnson. A la Pataky no la pongo en el mismo saco por razones de salud: no me apetece tener indigestiones recordando sus «actuaciones».

La quinta entrega que nos llegó este 2011 que ya termina ha sido la de mayor éxito de todas – incluso la crítica no la vapuleó tanto, personalmente a mi es la que más me ha gustado/entretenido – así que para no desaprovechar a la gallina de los huevos de oro, ya tenemos sexta……y séptima parte en marcha. Si, como acaban de leer. No les basta con una, porque como el propio actor acaba de anunciar en una entrevista «la historia no da para una sola cinta, por lo que rodaremos las 2 entregas de manera simultánea». Todo ello cuando Diesel acaba de interpretar a Riddick por tercera vez, para comenzar el rodaje de la sexta ‘Fast and Furious’ con un estreno previsto para Mayo de 2013 (ya no en Abril, lo que indica la confianza plena del estudio).