Netflix se queda Mowgli.

Sí, posiblemente esta noticia ya la conozcan (este Verano estuvimos de Vacaciones y nos movimos más en nuestra cuenta de Twitter, la cual es más fluida). Pero nos apetece publicarla para los despistados, y sobre todo para entender la magnitud que están alcanzando las plataformas de televisión a la carta cómo HBO y, sobre todo, Netflix. Esta última, sorprendió a medio mundo a comienzos de año en la final de la Super Bowl anunciando que The Cloverfield Paradox – cinta de Paramount por entonces sin fecha de estreno en salas – estaba bajo su mando y la estrenaban esa misma noche. Esa jugada de adquirir cintas que no pasan por salas se ha vuelto a repetir con Mowgli, la cinta de Warner que dirigió Andy Serkis y que llevaba tiempo en una extensa post-producción para un presumible estreno este Otoño.

El primer tráiler nos prometía una cinta más oscura que El Libro de la Selva de Jon Favreau de 2016, algo habitual en Serkis y con un elenco de voces para los animales de lujo (Christian Bale o Cate Blanchett entre otros). Su estreno iba a ser este mismo Otoño:

Imagen de previsualización de YouTube

Pero Netflix se metió de por medio. Adquirió los derechos, anuló la fecha de estreno y ahora se anuncia para su plataforma a lo largo de 2019 (posiblemente el primer trimestre), aunque Serkis quiere que tenga un estreno limitado en salas para lucir el 3D. El director, con dicha adquisición, se afirmó sentirse ‘aliviado, ya que le quita presión a la recaudación en salas dada la comparación con la cinta de Favreau, que recaudó casi 900 millones hace 2 años y ganó el Oscar a Efectos Especiales’. A la vez, el actor de El Hobbit podrá pulir un poco más su creación de cara a la llegada a la pequeña (y puede que gran) pantalla. Los tiempos, queridos lectores, están cambiando como decía Bob Dylan……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.