En un mundo gobernado por la injusticia y el caos, aparece la figura del Presidente de los Estados Unidos (Aaron Eckhart) que junto a su portavoz Trumbull (Morgan Freeman), liderarán una lucha interna por las libertades de todos los americanos. Sin embargo, se producirá un intento de derrocamiento por parte de fuerzas espías para acabar con el Primer Ministro inglés. Esto podría significar el fin de la paz mundial. Para ello el Presidente contará con la inestimable ayuda de su guardaespaldas. Mike Benning (Gerard Butler) agente secreto del MI6, liderará una operación para intentar acabar con esta revolución. Benning no estará sólo, ya que volverá a encontrar apoyo de Trumbull, especializado en técnicas paramilitares.

Que Objetivo: la Casa Blanca es uno de los placeres más divertidos – y violentamente ochenteros – de la última década, es algo innegable. Una cinta sin muchas aspiraciones, con un presupuesto muy de Serie B (al que saca más partido que, por ejemplo, su rival ese año más cara y muy inferior Asalto al poder) y con un Butler haciendo muy de John McClane, muy bien respaldado por Eckhart y Freeman (y malotes asiáticos, que ahora lo coreano es ‘caca’).

Su secuela no se anda por las ramas: distinto escenario, pero mismos protagonistas esta vez sin Antoine Fuqua (The Equalizer) tras las cámaras y cuyo primer teaser en verano abre boca para su llegada a las salas el 26 de Febrero (Enero en Estados Unidos, tras uno inicial de Octubre).

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/x2w7ydy_london-has-fallen-official-teaser-trailer-hd_shortfilms#from=embediframe[/dailymotion]

london_has_fallen_xlg

Objetivo_Londres-334675514-large

london_has_fallen_ver3_xlg

london_has_fallen_ver2_xlg