Inglaterra finales del Siglo XVIII, comienzos del XIX. La apacible población inglesa de Meryton vive ausente a lo que acaba de ocurrir. Elizabeth Bennet (Lily James) espera con impaciencia la llegada del apuesto señor Darcy (Sam Riley), pero lo que tendrá es una plaga de terribles zombies hambrientos dispuestos a arrasar con lo que encuentren en su camino. La localidad se convertirá entonces en un sangriento campo de batalla en dónde Bennet, heroía a su pesar, deberá apartar sus intereses amorosos para librar junto a los suyos una lucha por sobrevivir…..

«Es una verdad universalmente reconocida que un zombi que tiene cerebro necesita más cerebros». Así comienza la novela semi-convertida de Jane Austen Orgullo, prejuicio y zombies de Seth Grahame-Smith. Una adaptación que llevaba años en el trastero, pidiendo a gritos ser adaptada por los miles de adeptos del escritor y en ocasiones guionista (suyo era el libro en que se basó Abraham Lincoln Cazador de vampiros, asi como los libretos de Sombras tenebrosas y las futuras Bitelchus 2 y The Flash, que también dirigirá).

Finalmente Burr Steers (Siempre a mi lado) se lleva el gato el agua aprovechando la oleada zombie que vivimos en la actualidad para intentar arrastrar masas al cine a ver una película que bien podría ser una broma entre colegas una noche en la barra de un bar. Los británicos Jack Huston (El viaje más largo), Matt Smith (Terminator: Génesis), Lena Headey y Charles Dance (estos dos últimos juntos tras Juego de Tronos) nos harán pasar un «mal» rato a partir del próximo Febrero (en Inglaterra, a nosotros sin confirmar).

[youtube]https://youtu.be/VcTBj7e4k80[/youtube]

pride_and_prejudice_and_zombies_xlg