El reciente avance de la última cinta de Ridley Scott, The Martian (aquí titulada Marte: Operación Rescate) ha abierto nuevamente el debate sobre los títulos que llevan muchas cintas en nuestro país. Aquí ni se molestan en traducirlo – entendemos que en ocasiones la traducción literal pueda ser confusa – sino que recurren a una inventiva digna de las mejores noches de desenfreno bajo los efectos de ciertas sustancias (i)legales. No somos pioneros en el inglés (Ana Bottle es un claro ejemplo de ello), pero ¿es necesario realizar tales sangrías a títulos de cintas? Y las frases aclaratorias de muchos ¿atraer al espectador o tratarlo cómo a un estúpido?

Isabel Negro Alousque publicó un estupendo artículo en el que analiza las distintas modalidades de traducción que tenemos. A groso modo, hay 4 «técnicas» de traducción de títulos de cintas en España:

Traducción cero: el título tal cual. Hay casos en los que no hay que traducir nada – léase Argo o Skyfall – pero en otros no habría venido mal (¿les costaba llamar El colector a The Collector?). En muchas ocasiones suele ir acompañado de una frase «aclaratoria»: Ghost (más allá del amor), Teen Wolf (de pelo en pecho)….. éste último me encanta.

Traducción literal: una técnica que facilita la identificación de la misma. En algunas ocasiones el título tiene que ir acompañado del original, pero por cuestiones legales: The greatest (El Mejor).

– Adaptación: cuando el título original se adapta a la lengua y a la cultura meta, cómo el caso de Cloudy with a chance of Meatballs que a nosotros llegó cómo Lluvia de Albóndigas.

– Creación: no sabemos el motivo de este, pero es el que nos da esos quebraderos de cabeza continuos. No sabemos si en ocasiones es por cuestiones legales, pero la cuestión es que en estos casos intentan darnos información sobre la cinta – lo dicho, parecemos tontos – pero en ocasiones es más de la necesaria.

Llevamos más de 100 años traduciendo títulos – les dejo el ejemplo de Charlot periodista de 1941 cuyo original era de un corto llamado Making a Living – y no creo que la cosa vaya a cambiar. De momento nosotros temblamos cuando vemos el título de una cinta y pensamos en cómo nos llegará a nosotros (el nuevo Tarantino, The hateful eight, miedo me da que nos llegue con algo así como ‘Sangre y muerte en la nieve del Oeste oh yeah’).

Os dejamos algunas de las perlas traducidas en nuestra filmografía:

Jungla de Cristal (Die Hard)

A todo gas (The Fast and The Furious)

¡Olvídate de Mí! (Eternal Sunshine of the Spotless Mind)

Tiburón (Jaws)

El diablo sobre ruedas (Duel)

La semilla del diablo (Rosemary’s baby)

Infierno blanco (The Grey)

Una noche para sobrevivir (Run all night)

Acorralado (First blood)

Caballeros, princesas y otras bestias (Your highness)

La loca historia de las galaxias (Spaceballs)

Aterriza como puedas (Airplane!)

Agárralo como puedas (The naked gun: from the files of police squad!)

Con faldas y a lo loco (Some like hot)

Invasión a la Tierra (Battle: los Angeles)

Agárrame esos fantasmas (The Frighteners)

Atrapado en el tiempo (Groundhog Day)

Con la muerte en los talones (North by northwest)

¡Jo, qué noche! (After hours)

Los amos de la noche (The Warriors)

Centauros del Desierto (The Searchers)

Harold & Kumar go to White Castle (Dos colgaos muy fumaos)

Cuestión de pelotas (Mr. Woodcock)

Este muerto está muy vivo (Weekend at Bernie’s)

El gran peque se va de ligue (Angus)

La salchicha peleona (Beverly Hills Ninja)

La última noche de Boris Grushenko (Love and Death)

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (Monty Python and the Holy Grial)

¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú (Dr. Strangelove or: How I learned to stop worrying and love the bomb)

Todo sobre mi desmadre (Get him to the creek)

Tú asesina, que nosotros limpiamos la sangre (Curdled)

Vaya par de idiotas (Kingpin)

Vencedores o vencidos (Judgement at Nuremberg)

Los albóndigas en remojo (Up the creek)

Soñando soñando…..triunfé patinando (Ice Princess), sin duda, mi favorito.