Más que un rumor, era un secreto a voces. Que sin estrenarse la primera de las dos entregas que, en principio, iban a componer la adaptación de ‘El Hobbit’ – esa historia previa al famoso Señor de los Anillos de J.R.R Tolkien – estuviera en mente una tercera sin haber cosechado un solo centavo por las mismas no era para nada descabellado. Cada vez que Peter Jackson, realizador de las mismas y de la famosa trilogía de Tolkien, abría la boca o publicaba algún avance del rodaje a través de YouTube su legión de fans aumentaba por momentos a medida que se acerca el 14 de Diciembre, fecha del estreno de El Hobbit: Un viaje inesperado.

La idea inicial siempre han sido dos entregas – la segunda titulada The Hobbit: there and back again con un estreno previsto para Diciembre del 2013 – e incluso a un servidor le han parecido algo exageradas, dada la escasa magnitud de la obra (la cual tuve la ocasión de leer, siendo un «sencillo» cuento para niños que, debido a su éxito, dio pie a que Tolkien continuara con la ya nombrada trilogía posterior). Por eso que ahora podamos tener una tercera como conclusión,  de momento sin título, para el Verano de 2014 en principio (dejando la espera final en 6 meses en lugar de 12) es algo que escapa a mi comprensión.

El propio Jackson lo anunció en su propio Facebook: «En nombre de New Line Cinema, Warner Bros. Pictures, Metro-Goldwyn-Mayer, Wingnut Films y todo el equipo de The Hobbit, me gustaría anunciar que las dos películas ahora serán tres. Recientemente nos sentamos a ver una versión previa de la primera película y gran parte de la segunda. Estábamos muy contentos de lo que habíamos logrado, con como fluye la historia y el desarrollo de los personajes que toman vida en estas películas. Y así vino la simple pregunta: ¿Aprovechamos esta oportunidad de seguir contando más de historia? Y nuestra respuesta fue sin duda alguna, ‘Sí.’

Parece que la base de esta tercera cinta se encuentra en los apéndices que Tolkien dejó como legado, muchos de ellos usados para escribir sus obras y gran parte de ellos recopilados en ‘El Silmarilión’. La ya conocida como Trilogía del Hobbit ha sido descrita por Jackson como «Una aventura inesperada, y en palabras del mismo Tolkien, ‘es un cuento que creció mientras se contaba.'»