Jack Sparrow (Johnny Depp) vuelve a estar en problemas.  Su antiguo némesis – o al menos uno de ellos – el Capitán Salazar (Javier Bardem) regresa del Triángulo de las Bermudas junto a una tripulación de piratas fantasmas dispuestos a ajustar cuentas con el desafortunado Sparrow. Su única esperanza de sobrevivir radica en la búsqueda del legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le otorga a su poseedor el control total de los mares.

Disney juega al despiste. La mayor baza de su millonaria saga Piratas del Caribe ausente en un teaser (muy teaser) tráiler que nos sirve de presentación de un terrorífico Bardem, y que a un servidor le recuerda al personaje de Stellan Skarsgård (Bill el botas) en la segunda entrega de la saga. Sparrow/Depp aparte – y que necesita un éxito de taquilla tanto cómo yo un trabajo fijo – la cinta que dirigen los desconocidos Joachim Rønning y Espen Sandberg, con guion de Jeff Nathanson (que lo mismo te hace Atrápame si puedes cómo Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal) cuenta también de nuevo con Kevin McNally, Stephen Graham, Martin Klebba y Geoffrey Rush de entregas previas, y un Orlando Bloom que regresa cómo Will Turner, en lo que tiene toda la pinta de ser un cameo nostálgico (su amada Keira Knightley ya hace mucho que renunció a beber más ron por el Caribe).

El título original de la cinta, Dead men tell no tales (los muertos no cuentan cuentos), ya sonaba en alguna entrega previa y que, por razones como siempre que nunca entenderé, se saltan en nuestro país por ese La Venganza de Salazar. El 26 de Mayo llegará la que, con toda probabilidad, será una de las cintas más taquilleras del 2017, y otro bombazo para Disney (súmenle Cars 3 ese año también) que este 2016 ya cuenta con 3 películas entre las 10 más taquilleras de todo el año.

[youtube]https://youtu.be/WLgYWyOpkDc[/youtube]

pirates_of_the_caribbean_dead_men_tell_no_tales_xlg