Saben lo mucho que me quejo de la falta de originalidad. Contra, es que con tanto remake (aunque algunos sean superiores al original) pues digamos que las luces de la cabeza muy encendidas no andan. Por eso me siento a escribir esto con una sonrisa aun mayor porque puedo hablar de una cinta que apunta maneras, al menos en cuanto a ritmo y velocidad en su planteamiento. Premium Rush cuenta con la dirección y guión de una persona que nos ha ofrecido tanta cal como arena: David Koepp. De otra manera no se puede explicar que haya escrito los libretos de «Jurassic Park», «Mission Impossible» (la primera y mejor entrega de De Palma), «Spiderman», «Ángeles y Demonios» e incluso la entretenidísima «Operación: Soldados de Juguete» (si no la han visto están tardando), y por otro lado «La habitación del pánico», «Zathura» y la última parte del arqueólogo con látigo (aunque aquí creo que estuvo muy influenciado por George Lucas). Ahora Coepp nos trae a un mensajero en bicicleta de Nueva York (Joseph Gordon-Levitt que últimamente no para), ciudad donde parece son muy comunes, que se verá envuelto en problemas al disponer de una entrega que suscita el interés de un policía corrupto hasta la placa (Michael Shannon, el nuevo villano de «El hombre de Acero»).

En enero del año próximo (al menos en territorio norteamericano) veremos las acrobacias que tendrá que realizar Levitt por la ciudad que nunca duerme para salir vivo de tal persecución. Pues sí, originalidad, o al menos es lo que me transmite. Y el trailer que os dejo apunta maneras, y creo que se podrá degustar esta película en buena compañía con un buen paquete de palomitas (cotufas en mi tierra) y un gran vaso de Coca Cola (zero o como más degustéis). ¿Le multarán por saltarse el carril bici?

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Pn6ie1zCkZU&feature=player_embedded]