Si existiera un emoticono de aplauso (si lo hay no me he enterado, denme tiempo hombre) sería lo primero que pondría en esta noticia. Y tras dicho aplauso un ‘ole, ole y ole por el actor escocés Liam Nesson’, del cual hablamos largo y tendido en nuestro Podcast Toma 2 (les recomiendo lo escuchen). Ni Vin Diesels ni ostias, el actor dejó claro hace 4 años con la producción europea Venganza  que para héroe de acción él solito se sirve y se basta (lo cual quedó patente en Sin identidad o El Equipo A). Es tan chulo, que se permite el lujazo de salir de secundario en producciones en las que se merienda al protagonista de turno (léase Sam Worthington en las 2 entregas de Furia de Titanes o a Taylor «petardo» Kitsch en Battleship).

Pues tal venganza dirigida por el francés Pierre Morel (Desde Paris con Amor) y escrita por Robert Mark Kamen (Transporter) y el realizador Lub Besson (lejos sus tiempos de El Quinto Elemento) recaudó 225 millones a nivel mundial con un presupuesto de 25 (definan beneficios). Era de esperar la secuela titulada sencillamente Venganza 2 escrita nuevamente por Kamen – Besson y dirigida en esta ocasión por Olivier Megaton (Colombiana).  Mientras está de vacaciones en Estambul, el ex-agente de la CIA Bryan Mills (Nesson) y su ex-esposa (Famke Janssen) son secuestrados por el padre de uno de los secuestradores que Mills ejecutó durante la liberación de su hija Kim (Maggie Grace) en la primera entrega. Precisamente esta última será ahora la que le ayudará a escapar.

Dos últimos apuntes: el argumento comentado es el que parece oficial, pero existen otras fuentes que citan que en la secuela los secuestrados son la ex-mujer y la hija, y Nesson el encargado de liberarlas. Sea quien sea el secuestrado, para ver al protagonista de Batman Begins repartir estopa apunten esta fecha: 5 de Octubre.