No hay dos sin tres. Mira que habré repetido veces esa frase en este blog (y eso sin contar este verano con la Eurocopa). Lo que comenzó como una despedida de soltero que se iba un «poco» de las manos hace 3 años con la genial Resacón en las Vegas (comedia + guion = todo es posible) tendrá su colofón final el 24 de Mayo de 2013, cuando Phil (Bradley Cooper), Stu (Ed Helms) y el peculiar – y mejor del trío – Alan (Zack Galifianakis) se corran una última juerga.

Y es que tras recaudar casi 500 millones – con un presupuesto que no llegaba ni a 30 – estaba cantada que esta comedia tendría no solo una secuela, la divertida pero inferior Resacón 2: ahora en Tailandia del Verano pasado que recaudó más que su predecesora, sino que acabaría siendo una trilogía. The Hangover III ya comienza a «promocionarse» con este logo que nos avisa de que la manada está de vuelta.

De momento no se ha filtrado nada del argumento. Sigue sonando fuerte el rumor de que la historia comienza con Phil y Stu intentando liberar a Alan de una institución mental, y que entonces nos contará que ha pasado para que el gordito barbudo acabase encerrado en tal centro. También se dice que esta vez la acción no tendrá lugar en una sola localización, sino en varias repartidas entre Las Vegas nuevamente y México. Repiten Ken Jeong (Mr. Chow), Mike Epps (el Doug negro de la primera entrega), Mike Tyson con un papel mucho más amplio que en las anteriores, Justin Bartha (el cuarto en discordia, aunque puede que incluso se elimine su personaje en esta entrega) y vuelve Heather Graham como Jade.

Y por último quien se encuentra en negociaciones para ser el «villano» de la función es John Goodman, aunque de momento sin confirmar. De esto no me fiaría mucho todavía porque quiero recordar que en la segunda entrega iba a realizar un cameo Mel Gibson como el tatuador, pero el reparto – especialmente Galifianakis – se negaron a trabajar con la estrella de Arma Letal debido a sus últimos conflictos personales. Su papel entonces lo iba a realizar Liam Nesson – amigo de Cooper tras rodar juntos El Equipo A – pero tras filmar las escenas se suprimieron a última hora por lo que el cameo «sorpresa» quedó en agua de nadie.