Trilogías, trilogías. Hay veces que es mejor no tocar nada. Déjalo como está hombre. Y si vas a meterle mano, que sea para bien al menos. Pongamos un ejemplo: Matrix. Ahora hagan un ejercicio mental y recuerden las 2 secuelas. ¿Les viene a la cabeza un disparate visual con un guión realizado por 4 colocados de estupefacientes? Pues algo así deben estar pensando los productores y creadores de esa hilarante comedia que fue «Resacón en Las Vegas» estrenada hace 2 años. Claro está, que si una película con un trio protagonista casi desconocido y un director de ningún renombre logra coronarse entre las más taquilleras de ese año, y con unas críticas muy positivas – cuando la mayoría de comedias reciben hachazos por todas partes – pues no era cuestión de mucho tiempo que tuviéramos una secuela.

Este verano disfrutamos de «Resacón 2», la cual tenía su gracia, pero había perdido todo el encanto de su predecesora (mismo esquema + diferentes chistes = escasa sorpresa). Otro taquillazo para los estudios Warner. Podían ustedes pensar: no hay nadie tan estúpido como para caer en lo mismo, no 2 veces, sino hasta 3. Piensen otra vez. En 2013, si todo marcha según lo previsto, tendremos un «Resacón 3» orquestada por la misma tropa que nos ha brindado las resacas anteriores. En una entrevista reciente a su protagonista principal, el muy de moda Bradley Cooper, ha argumentado que «Resacón 3» es un hecho. Su director Todd Phillips se encuentra trabajando en el guión, y este podría tener lugar en la salvaje localización de…..Los Angeles. Su rodaje se espera que pueda comenzar el próximo Septiembre, con un estreno previsto para Verano del 2013. De esta moda cerrarían una trilogía de borracheras/drogadicciones que siempre tienen en común poner en peligro una boda, y una serie de fotografías que mejor no haber visto.

Sobre el rumor de que la cinta podía comenzar con el personaje de Cooper y el de Ed Helms liberando a Zack Galifianakis -genial en la primera, algo cansino en la secuela – de un Centro de Salud Mental, el propio Cooper ha comentado entre risas «Podría estar bien. No tengo ni idea si eso pasará, pero suena bien».