Menos mal que el realizador holandés Paul Verhoeven no está muerto – dios me libre – porque de ser así se estaría revolviendo en su lecho. Al libre remake de Desafío Total que nos llega este verano – cuyo adelanto pueden ver en este blog sin rastro de Marte por ninguna parte – se le suma ahora el de la película que lo lanzó a la fama: Robocop (las secuela ni las nombro que me producen acidez). Pues si, la violenta – y divertida porque no decirlo –  venganza de un agente de la ley que es casi asesinado a tiros por una banda callejera y devuelto a la «vida» convertido en una robot justiciero tendrá su adaptación el año que viene. ¿Los responsables de tal sacrilegio? El director brasileño José Padilha y el actor que se meterá en la carcasa de Murphy, el actor Joel Kinnaman (El invitado).

En una entrevista a la MTV, Kinnaman ha dejado unas frases para el recuerdo (léase con ironía esto último). Para el actor «La primera película es de mis favoritas, por supuesto que la adoro. Verhoeven tuvo su toque especial en esa cinta, el cual nosotros hemos dejado de lado. Es como una reinvención de todo ello. Por supuesto que hay mucho material del original, pero ahora Robocop es más humano,  y esta versión será mucho mejor a la hora de interpretar a Alex Murphy y especialmente cuando ya es el popular robot policía.»

Ciertamente la interpretación de Peter Weller en la original no era ninguna proeza artística, ya que el traje que enfundaba solo dejaba a la vista su mandíbula para soltar diálogos más propios de una maquina expendedora de tabaco que de una persona. Es, dicha faceta, la que Padhila pretende modificar y ya se encuentra en pleno proceso de pre-producción, sobre todo en lo que se refiere al diseño del traje de Robocop. Dicha humanidad será tal, que incluso en esta ocasión podremos verle los ojos a Murphy cuando ya no sea tan de carne y hueso.

El eslogan original decía «mitad hombre mitad maquina, todo policía». ¿Ahora que será? ¿Un cuarto máquina y tres cuartos humano? Parece una promoción de Mercadona en charcutería.