Hay noticias que no nos cogen desprevenidos (la prematura muerte de Amy Winehouse, esta chica jugaba con fuego) y otras que si (el fallecimiento también de Michael Jackson o del actor Heath Ledger). Pues cuando Demi Moore empezó a salir con un jóven 16 años menor que ella, un por entonces casi desconocido Ashton Kutcher, dicha noticia si causó mucho revuelo. Nadie daría un duro por dicha pareja. Tras pasar por la becaría hace 6 años callaron muchas bocas, a la vez que otras se retroalimentaron con que dicho matrimonio no era más que un mero montaje publicitario, ya que mientras Moore ha caído en un ¿voluntario? retiro de la actuación con apariciones muy puntuales, su marido subía como la espuma entre los actores más solicitados, llegando a estrenar al menos una cinta por año. En cada estreno de sus cintas, la pareja mostraba siempre una actitud muy cariñosa, e incluso el ex-marido de Moore, mi estimado Bruce Willis, mantenía muy buenas relaciones con Kutcher, algo que compartía Rumer Willis, la mayor de los hijos del matrimonio Willis-Moore.

Pero amigos míos, a veces el amor se funde cual sueldo de político en viajes de «negocios». Los que se sorprendieron con la unión de tal peculiar pareja y su matrimonio, no lo han hecho tanto al conocer su reciente divorcio por parte de Moore (si llevas tantos años machacándolos pues tanto iba el cántaro a la fuente…….). Demi de 49 años ha presentado tal demanda de divorcio contra Ashton de 33 años, tal y como ha confirmado la actriz a través del siguiente comunicado: “Con gran tristeza y pesar he decidido acabar mi matrimonio de seis años con Ahston Kutcher. Como mujer, como madre y como esposa hay ciertos valores y votos que para mí son sagrados y en ese espíritu he decidido seguir adelante con mi vida”. La actriz aprovecha para pedir respeto para ella y su familia “ya que estoy viviendo un momento muy difícil”.

Por su parte Kutcher haciendo uso de la red social Twitter – la cual emplea hasta cuando orina en el baño – para dar su particular comunicado sobre el caso, red la cual había abandonado ocasionalmente con los recientes rumores de infidelidad: “Atesoraré el tiempo que he pasado con Demi. El matrimonio es una de las cosas más difíciles del mundo y, lamentablemente, a veces falla. Amor y luz. AK»

Las recientes declaraciones de una joven de 22 años llamada Sara Leal acusando a Kutcher de mantener relaciones sexuales en el sexto aniversario de boda de la pareja el pasado mes de Septiembre han sido el detonante de todo. Ni siquiera con la ayuda de un consejero matrimonial han logrado salir del atolladero. Pero no han sido los únicos rumores de infidelidad hacia Demi – la pobre debe tener más cuernos que un encierro de San Fermín – el pasado verano otra joven de 22 años manifestó haber mantenidos sendas relaciones íntimas con el protagonista de «El Guardián», durante Julio de 2010.

Yo saco de todo esto 2 conclusiones: una, que los productores de «Dos hombres y medio» han acertado de pleno al seleccionar a Kutcher como sustituto del juerguista y mujeriego Charlie Sheen en dicha serie; y dos, que no me gustaría ni un pelo estar ahora mismo en la piel de Ashton tras haber engañado a la ex-mujer de Bruce Willis. Tal y como el propio Willis ha comentado: «vamos a tener una conversación muy seria. Y no le va a gustar». Yipi -ka- yei señor Kutcher.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ya que hablamos de Willis, empato una noticia con otra relacionada con el carismático actor norteamericano. Nos llega el primer teaser poster de esa reunión de testosterona titulada «Los Mercenarios 2» –  ya la primera era un pura gozada ochentera – y qué quieren que les diga…..si en mi juventud me hubiesen dicho que vería en un mismo cártel de un película a Stallone, Willis, Schwarzenegger – estos 2 últimos ya con protagonismo -, Lundgren, Van Damme y Norris (súmenle a los nuevos Statham y Li) pues no habría podido sino demostrar incredulidad. Pero ay queridos lectores, los tiempos cambian. Y si antes solo con sus nombres en las cintas – de la calidad de algunas mejor no hablar – llenaban los cines, hoy muchos no tienen ni para pipas. Así que haciendo apología a eso de «juntos venceremos», nos los encontraremos nuevamente en el próximo verano. Lo único que lamento es no poder incluir en dicho cartel a Seagal o Snipes, y que el peculiar Mickey Rourke haya decidido marcharse. A ver si a la tercera va la vencida……