Un fallido experimento para solucionar el calentamiento global acabó con la mayoría de vida existente en el planeta. El último tren llamado Snowpiercer (Rompenieves) se mueve en círculos por el mundo, con un motor en perpetuo movimiento, a través de un desierto de hielo y nieve. Los últimos supervivientes de la Tierra se amontonan en sus vagones, divididos entre la clase explotada, que vive en la sección de cola sufriendo hambre y frío, y la clase poderosa, que viaja en los primeros vagones con todo tipo de privilegios y excesos. La vida en el tren es un círculo vicioso hasta que un día, un joven llamado Curtis, líder de la sección de cola, decidirá cambiar el estado de las cosas, al mismo tiempo que descubrirá todos los secretos del tren y de la propia condición humana.

Chris Evans debe estar relamiéndose con las mieles del (merecido) éxito de Capitán América: el Soldado de Invierno y todo ello a la par que rueda Los Vengadores 2. Sin embargo el actor también tiene tiempo para hacer sus pinitos en otro tipo de cine, como es en este caso con esta cinta de corte futurista de ciencia ficción dirigida y en parte escrita por el coreano Joon-ho Bong (cuyo mayor éxito fuera de sus fronteras fue The Host, y no, no me refiero a la adaptación de la sosa novela de Stephenie Meyer).

Una cinta que parecía que no iba a llegar a ninguna parte por problemas de distribución – un servidor recuerda escuchar el pasado Verano en el Fimucité, Festival de la Música de Tenerife, una de las piezas de la banda sonora compuesta por Marco Beltrami con la presencia del propio Beltrami en el recinto – y que finalmente nos llega este 9 de Mayo. A Evans le secundan Tilda Swinton (El curioso caso de Benjamin Button), Jamie Bell (Las aventuras de Tintin), Ed Harris (Dolor y Dinero), Alison Pil (A Roma con amor), Octavia Spencer (Criadas y Señoras) y el veterano John Hurt (Harry Potter).

[youtube]http://youtu.be/q0UpKlyaI7I[/youtube]

[youtube]http://youtu.be/7dd4pogcc4Y[/youtube]

snowpiercer