El nuevo Spielberg. Buen apelativo el recibido por J.J. Abrams. Aunque, ¿cuántas veces hemos escuchado eso de «el nuevo….»?. Unos se acercaron (Dwayne Johson a Schwarzenegger) más que otros (Matthew McConaughey a Paul Newman). Pero Abrams no anda mal encaminado: creador de una de las mejores series vistas en la pequeña pantalla («Perdidos» guste más o menos, es un alarde de buen gusto y creatividad pocas veces visto), y realizador de 3 cintas a la cual más dispares («Misión Imposible 3», «Star Trek» y por la que ha sido comparado con el genial director tras haber colaborado con él en «Super 8»). Pues tras varias idas y venidas, el rodaje de la secuela de la aventura espacial más famosa de todos los tiempos – con permiso de los sables láser de George Lucas – ya tiene fecha: 15 de Enero de 2012, para un previsible estreno en Mayo de 2013 (casi nada).

Y un servidor recibe esta noticia como un pequeño regalo navideño adelantado. Porque mi sorpresa fue mayúscula al disfrutar como un enano con esa presentación a lo grande del capitán Kirk o el señor Spok en la que considero, una de las mejores cintas de ciencia ficción de los últimos años. «Star Trek» fue todo un descubrimiento para los que desconocían ese mundo, para los que lo tenían olvidado y sobre todo para los que rehusaban del mismo – entre los que me incluyo- logrando excelentes críticas y una taquilla de altura. En esta segunda entrega escrita por el trío de moda en Hollywood Roberto Orci, Alex Kurtzman y Damon Lindelof – también responsables del libreto de la primera parte – repiten Chris Pine, Zachary Quinto, Karl Urban, Anton Yelchin, Zoe Saldana, John Cho y Simon Pegg, a los que se les unen el veterano Peter «Robocop» Weller y Benicio del Toro, éste último como el villano de la función. Seguiremos informando desde las lejanas estrellas.