Primero hubo una oportunidad… después hubo una traición. Han pasado 20 años. Muchas cosas han cambiado, pero otras muchas siguen igual. Mark Renton (Ewan McGregor) vuelve al único sitio que considera su “casa”. Allí le esperan Spud (Ewen Bremner), Sick Boy (Jonny Lee Miller) y Begbie (Robert Carlyle). Otros viejos amigos también le esperan: pena, fracaso, alegría, venganza, odio, amistad, amor, deseo, miedo, remordimiento, diamorfina, autodestrucción y peligro mortal, todos ellos alineados para darle la bienvenida, preparados para unirse al baile…..

Hace poco vi Trainspotting……por primera vez. Sí, mi enfermedad del cine me había alejado de una película que, cuando se estrenó, era demasiado joven cómo para interesarme por su peligrosa temática. Y aunque ya estoy curado de espanto – Breaking Bad, entre otras, me volvió «insensible» a las drogas cinematográficas y sus consecuencias – reconozco las virtudes de la misma, sobre todo su arriesgado final que veremos cómo sirve de puente con esta secuela que nos llega dos décadas después (veremos si sus protagonistas han madurado algo en este tiempo). T2 supone el reencuentro de McGregor con Boyle, ya que durante muchos años el protagonista de La isla le quitó el habla al ya oscarizado realizador británico tras dejarle ‘tirado’ cuando rodó La Playa por Leonardo DiCaprio (y es que el estudio demandaba una estrella más conocida, frente al amigo de faenas de Boyle).

Veremos si la vieja pandilla de Renton le perdona su traición con la misma facilidad que el bueno de Ewan a partir del próximo 3 de Marzo. Hasta entonces, yo sigo escogiendo la vida.

[youtube]https://youtu.be/PPLRVCAWq1Q[/youtube]

t_two_trainspotting_xlg