Antes hablamos, antes nos callamos. Hace una semana anunciábamos la nueva cinta de Quentin Tarantino, un Western titulado The Hateful Eight tras confirmar el realizador muy entusiasmado que había terminado el guion. Los rumores apuntaban a Bruce Dern (Nebraska) y Christoph Waltz (Django Desencadenado) como protagonistas. Hoy ha saltado la noticia con que finalmente no tendremos Western tarantiniano: el director cancela la que iba a ser su próxima cinta por una filtración del guion a Internet y en las propias oficinas de Hollywood.

Su cabreo es nivel ‘ni me mires ni me nombres la puta película’. “Había terminado el primer borrador y no pensaba rodar el film hasta el próximo invierno, de aquí a un año. Se lo entregué a seis personas y aparentemente se ha filtrado hoy”, declaró Tarantino. “Estoy muy deprimido”, según el director, que llegó a calificar este incidente de “traición”. Sus sospechas van en dirección al agente de uno de los seis actores a los que entregó el guion, concretamente en tres: Michael Madsen, Tim Roth y Bruce Dern, especialmente en la agencia de este último, la CAA.

Sé que Tim (Roth) no lo filtró. Pero uno de ellos dejó que su agente lo leyera y ese agente se lo ha pasado a todo Hollywood. No sé cómo funcionan esos putos agentes, pero esta película no va a ser mi siguiente film”, declaró Tarantino. Obviamente la CAA ha negado rotundamente tal acusación, y Tarantino ha recalcado que no sospecha de los actores en sí, y que habría estado encantado de trabajar con Dern. “No le di el guion a Christoph (Waltz) y no se lo di a Samuel (L. Jackson)”, declaró Tarantino en referencia a los nombres rumoreados previamente sobre el reparto del film. “O han sido los agentes de Dern o los agentes de Madsen» senteció finalmente.

Sus planes más cercanos son archivar el guion y quizás en un plazo de unos cinco años o así revisarlo para sacarlo adelante. Pero que nadie desespere, ya que Tarantino es el Copperfield del séptimo arte y ya tiene en su chistera unos cuántos planes B: «Pasaré a lo siguiente. Tengo diez proyectos más que han salido de donde salió ese”. El director menciona uno, en particular, “repleto de mala leche”, sin dar más detalles al respecto (los rumores apuntan a una película de gangsters).

Las filtraciones, por desgracia, son algo habitual en este mundillo. Ya le sucedió con Kill Bill, Malditos Bastardos y parte de Django (lo que indica el grado de expectación que generan sus cintas), pero con esta le ha jodido especialmente porque SOLO lo tenían seis personas. “Me gusta que a la gente le guste mi mierda, y que se busquen las castañas para encontrarlos (los guiones) y leerlos. Pero es que ¡se lo di a seis putas personas! Así que nada, a partir de esta semana, comienzo a reunirme con editoriales”, atajó.

levon-biss_quentin-tarantino_071212-2894_v1