Durante sus vacaciones, Ned (Bryan Cranston), un padre sobreprotector aunque cariñoso, y su familia, visitan a su hija en la Universidad, donde conocerá a su mayor pesadilla: su novio, Laird (James Franco), un multimillonario de Silicon Valley bien intencionado pero socialmente bastante complicado. El conservador Ned, piensa que Laird, que carece de cualquier filtro, es la pareja menos apropiada para su hija. La rivalidad unilateral y el nivel de pánico de Ned, se disparan cuando se encuentra cada vez más desfasado en ese ambiente de glamour tecnológico y descubre que Laird está a punto de hacerle a su hija “la pregunta”.

Que Franco es un todoterreno en la comedia es algo que, de sobras, tenemos conocimiento (en especial junto a su colega de faenas Seth Rogen). Nos queda la curiosidad de ver al magistral Bryan Cranston haciendo de papi asustado ante el «elemento» del que se ha enamorado la niñita de sus ojos, una pesadilla que más de uno habrá tenido alguna vez (y tengo un par de amigos que ya lo piensan con sus retoños dando todavía los primeros pasos). Una comedia para estas Navidades que nos enseña su primer avance, aunque a nosotros nos llegará justito después de Reyes: el 13 de Enero.

Aunque lo tendrá difícil para superar esa ya mítica escena de Dos Policías Rebeldes II cuando Martin Lawrence y un soberbio Will Smith interrogan al novio de la hija del primero.

[youtube]https://youtu.be/UCj1ql6fvI4[/youtube]

Tenia que ser el