Un cazarrecompensas (Samuel L.Jackson) que sirvió en la Unión y un hombre llamado John Ruth (Kurt Russell) se dirigen a un pueblo llamado Red Rock para cumplir un encargo: llevar a una peligrosa criminal (Jennifer Jason-Leigh) a la horca. Por el camino se encuentran con Chris Mannix (Walter Coggins), un sureño que va en una diligencia con su prisionero como conductor y tres cadáveres. Todos ellos se refugiarán de una tormenta de nieve en una tienda de ropa de caballeros. Sin embargo, los propietarios no se encuentran en el establecimiento y sí cuatro hombres que se describen como un general del sur (Bruce Dern), un verdugo (Tim Roth), un francés llamado Bob (Demian Bichir) y un vaquero llamado Joe Gage (Michael Madsen). A partir de este momento, la desconfianza y la violencia se desatará entre todos esos hombres obligados a compartir un espacio cerrado debido al temporal…

Habemus Tarantino. Tras muchas idas – muchas, muchísimas – y venidas, nos muestra finalmente su nuevo western (tras esa joya llamada Django Desencadenado) y octava película en su filmografía, con 8 protagonistas precisamente. Unos ocho odiosos que lucen de manera impecable – Jackson, Russell, ese Roth refinado, Madsen alias Señor Rubio, Dern y una salvajemente divertida Jason Leigh – para una de las cintas más esperadas de este 2015.

En plenas navidades (a nosotros el 8 de Enero) nos llega esta explosión de violencia y humor Tarantiniano – rodada en los gloriosos 70mm, Quentin no ha perdido su toque – para deleite del cinéfilo más enfermizo (o sea, un servidor entre muchos).

[youtube]https://youtu.be/gnRbXn4-Yis[/youtube]

hateful_eight_ver3_xlg

hateful_eight_ver4_xlg