Dave Skylark (James Franco) y su productor Aaron Rapoport (Seth Rogen) dirigen un programa de TV sensacionalista sobre famosos llamado «Skylark Tonight». Cuando descubren que el líder Norcoreano Kim Jong-un (Randall Park) es un fan del programa, organizan una entrevista con él en un intento por demostrar al mundo lo buen periodistas que son. Pero en el momento en que Dave y Aaron se están preparando para viajar a Pyongyang, sus planes sufren un cambio cuando son reclutados por la CIA para matar a Kim Jong-un.

Polémica, ataque informático y cancelación. Esto es lo que provocado – y sin estrenarse todavía – la nueva comedia gamberra que dirige el propio Rogen junto a su colega Evan Goldberg, que ya nos trajeron el año pasado otra cinta salida de sus mentes poco sanas y perversas, Juerga hasta el fin (y es que Rogen, Franco, Jonah Hill y derivados, cuando se juntan y toman «alguna que otra cosa», deciden rodar alguna burrada con lo que les sobra de sus carteras). El caso es que la cinta fue considerada por la propia Corea del Norte como un ataque de guerra (ejem), y que dicho acto no quedaría sin respuesta. Y vaya si la ha tenido.

El pasado 24 de Noviembre Sony sufría un ataque cibernético que provocó la filtración de miles de datos de sus discos duros sobre proyectos, rodajes o incluso datos personales poniendo el grito en el cielo (la cinta de Brad Pitt Corazones de Acero se filtró en la red recién salida del horno, y se tuvo que mover mar y tierra para retirar «todas» las copias). Es más, se vio amenazado el rodaje del nuevo Bond, Spectre, ya que también se dijo que su guion por completo había salido a la luz, cosa que enseguida Sony se apresuró a desmentir. Pues bien, dicho ataque provocado por un país extranjero aún no confirmado – ejem EJEM – y cuyos autores se hacen llamar ‘Guardianes de la Paz’, ha dado lugar a que esta Entrevista de momento no se estrene en salas.

‘Un cese temporal’, es cómo lo hace llamar Sony, tras negarse varias cadenas de Cine a exhibirla por miedo a sufrir un ataque de iguales o peores características (un 11S informático), e incluso su tráiler final se centra en el humor absurdo y obsceno de Franco/Rogen, dejando de lado toda la crítica al país coreano (incluso con una imagen cachonda de Jong-un). Sony prometió un nuevo montaje de la película, y mientras medio Hollywood arrima el hombro con la pareja de cómicos – Twitter se ha inundado de apoyo a ambos – nosotros les dejamos el avance de la controversia, con una fecha de estreno para nosotros del próximo 13 de Febrero (dudo que en nuestro país tengamos problemas para su pase en salas).

[youtube]http://youtu.be/Oze6Ng_SYYc[/youtube]

The interview