¿Cuántos post he realizado de esta película? He perdido la cuenta, pero es daré la explicación: tengo debilidad por estas marionetas con las que me crié, y hay que reconocer que su campaña publicitaria es envidiable, y sólo puede encontrar competidora de cara a las Navidades con esa maravilla que fue el Tintín de Spielberg. Otra cosa es que triunfe en taquilla – estos muñecos ya no gozan del tirón que tuvieron en los 70 y 80 – y su estreno en España el próximo Febrero en lugar de en las Navidades no ayuda mucho ¿a qué mente lumbrera se le ocurren tales fechas?

Buenos como ya he hablado mucho en otras ocasiones de tales cintas  simplemente os dejo los últimos promocionales: si ya pudimos ver a Gustavo, Peggy, Gonzo o Animal imitando a grandes blockbusters de este año como «Linterna Verde», «Capitán América» o la próxima «Los hombres que no amaban a las mujeres», ahora le toca el turno a los vampiros más cursis de la historia del cine – la saga «Crepúsculo» – aprovechando el estreno de la última entrega «Amanecer». Personalmente prefiero ver a las creaciones de Jim Henson en la piel de Bella, Edward o Jacob que soportar las terribles interpretaciones (por llamarlas de algún modo) de Pattisson, Stewart y compañía.