En el año 2000 tuvimos la oportunidad de «conocer» a un actor que en la última década ha dado mucho de que hablar: el australiano Hugh Jackman. Fue en ese primer X-Men donde vimos a un Lobezno – o Wolverine como prefieran – con mucha carisma, humor y presencia. Ya marcaba pautas. Algo que demostró en la segunda (y mejor) parte de la saga de Marvel, o en cintas tales como Operación Swordfish, El Truco Final, Van Helsing y la reciente – y muy Disney – Acero Puro.

Jackman ese de esos actores que caen bien, y que tiene la enorme suerte de triunfar tanto dentro como fuera de la pantalla y de los Estados Unidos (vean su visita al programa ‘El Hormiguero’ o cuando presentó la Gala de los Oscars en 2010). Escribo «tanto» del actor no solo por mi ya visible admiración hacia el mismo, sino porque está de rabiosa actualidad. En pleno rodaje de esa nueva versión de Los Miserables – vean primeras fotos en este blog – ya se encuentra en pre-producción la conocida como The Wolverine.

Cuando hace 3 años el spin-off de su personaje marveliano llegó a las pantallas no era de videntes vaticinar su éxito, con una recaudación mundial final de casi 400 millones de dólares. Lo que parecía un camino fácil para llevar a cabo adelante su secuela no lo ha sido ni de lejos. Escrita por Christopher McQuarrie (Valkiria y escribiendo actualmente el guion de…….Top Gun 2) y Mark Bomback (el nuevo Desafío Total), la historia continúa con las aventuras de Logan viajando a Japón para ser entrenado por un auténtico Samurai. Pero claro, hace poco más de un año a nada de empezar el rodaje tuvo lugar el fatídico Tsunami en dicho país, por lo que las posibilidades de rodar en el mismo quedaron reducidas a cero.

A ello se le unió que su director previsto, Darren Aronofsky (que ya dirigió a Jackman en La fuente de la vida) saboreando las mieles del éxito de su Cisne Negro – Oscar incluido a su protagonista Natalie Portman – decide que prefiere dedicarse a proyectos más interesantes (ejem) y deja con el culo al aire al protagonista de Australia. Tras solucionar los problemas de rodaje en el país nipón, finalmente el elegido para ponerse detrás de las cámaras es James Mangold (curiosamente otro que dirigió a Hugh, en Kate & Leopold) por lo que su pre-producción no solo está en marcha sino que transcurre a toda prisa para que pueda tener lugar su estreno el 26 de Junio del 2013.

Son tantas las ganas de Fox de su estreno, que ya han lanzado el primer teaser de la misma, el cual os dejo en primicia (es que si yo no me alabo nadie lo hace).