– Durante la pre-producción, el director Steven Spielberg acompañado de sus amigos Martin Scorsese, George Lucas y John Millius (vaya cuarteto) visitaron la tienda de efectos donde «Bruce» el tiburón estaba siendo construído. Lucas colocó su cabeza en medio de la boca abierta del tiburón para ver como funcionaba y, a modo de broma, Millius y Spielberg accionaron los controles para que la mandíbula se cerrara en torno a la cabeza del director de Star Wars. Desafortunadamente, y a modo de profecía considerando las posteriores dificultades técnicas que sufriría el rodaje, la boca del escualo mecánico falló y Lucas quedó atrapado en la misma. Cuando Millius y Spielberg lograron sacarle, el cuarteto salió corriendo de la tienda por miedo ha haber sido ellos los causantes del fallo mecánico.

– Una escena filmada pero no incluída finalmente en la cinta transcurre durante el segundo ataque en la playa: el hijo del jefe Brody (Roy Scheider) se encuentra » a salvo» en la zona de nado cuando el tiburón blanco se le acerca y el muchacho se queda petrificado del terror. Es entonces cuando un hombre le salva empujando al chico y poniéndose en el camino del temible animal. Hay un plano del la parte superior del cuerpo de dicho salvador sangrando y agonizando en la superficie del agua antes de ser arrastrado a las profundidades. Spielberg decidió en la sala de montaje suprimir dicha escena al tratarse de algo muy impactánte para la época (hablamos de 1975), y teniendo en cuenta el resto de escenas violentas de la cinta, imagínense el extremismo visceral que debía contener dicha escena eliminada. En la edición del DVD de la película podemos ver el rodaje de dicha escena, con sangre y todo, durante el documental «Como se hizo Tiburón de Steven Spielberg», pero no está incluída en la sección «Escenas eliminadas».

– La frase del jefe Brody cuando ve por primera vez el tiburón «Vamos a necesitar un barco más grande» fue improvisada por Roy Scheider.

– El nombre del barco de Quint es Orca, y la Orca es una ballena asesina de tiburones.

– El ataque que menciona Hooper que aconteció en Jersey fue real y curiosamente marcó las andanzas del tiburón del filme. Primero mató a un surfista, luego a un perro, a un niño pequeño y finalmente amputó una pierna de un monitor.

– El nombre íntimo (para el equipo) que tenía el tiburón mecánico era «Bruce», que también era el nombre del abogado de Steven Spielberg.

– El perro del jefe Brody era el de Steven Spielberg.

– Para la escena en la que Hooper se sumerge en la caja de barrotes en el agua se usó una versión más pequeña de la caja con un maniquí y una persona pequeña que se iban alternando ante las acometidas de un tiburón, pero mucho más pequeño del protagonista de la película. Aunque la grabación fue todo un éxito, el tiburón parece grandísimo, el pequeño doble sufrió alguna que otra herida.

– El monólogo de Quint sobre el incidente del Indianapolis lo escribió el propio Robert Shaw tras un primer boceto de Howard Sackler que fue posteriormente alargado por John Milius. Los guionistas convinieron que era exactamente lo que necesitaba el personaje.

– Se comenta que la relación durante el rodaje entre Robert Shaw y Richard Dreyfuss fue infernal.

– El tiburón mecánico tubo muchas averias por lo que Spielberg se vio obligado a mostrar muy poco del tiburón bajo y sobre el agua, lo que creo un miedo basado en lo que no se ve, principal atracción de la película.

– Una de las leyendas que acompañan a Spielberg se dicen que se fraguó durante el rodaje de esta cinta. En la misma, el director escuchaba cada día del rodaje una canción muy de moda de por entonces, el archiconocido ‘Waterloo’ del grupo sueco Abba. El propio realizador realizaba tal ritual a modo de evadirse del sufrido rodaje, por lo que ansiaba el día en que todo terminara y pusiera fin con dicha canción. Tras el merecido éxito de la cinta, se dice que Spielberg la ha usado en cada rodaje que ha realizado desde entonces, precisamente como amuleto de «buena suerte» y para recordarle que, peor rodaje que aquel no podrá tener.