Hay una frase que repito mucho a la hora de separar el trabajo y la vida privada (y sobre todo en el mundo del cine, dónde a veces van muy unidas de manera innecesaria): no critiques al jugador, sino al juego. ¿Qué Mel Gibson es un alcohólico? Bueno, pues el caballero tendrá su rehabilitación correspondiente. No por eso se le ha de crucificar cada vez que abra la boca o estrena una cinta, como la reciente «El Castor», donde Gibson estaba fabuloso interpretando a…..Gibson (un alcohólico depresivo, pero con síndrome bipolar) y donde dudo mucho que le den una (merecida) nominación porque, ya saben….es Mel Gibson. Lo mismo sucede con Tom Cruise. Es un cienciólogo consumado, predica su amor saltando en sofás ajenos y ya no tiene el gancho juvenil debido a que el actor ya ronda las 50 primaveras. Pero yo, como cinéfilo sin curación, admiro su trabajo. Como actor y/o productor no se le puede reprochar que no se involucre al 100% en sus proyectos, que de sobras es conocido su carácter amable, cercano y simpático (siempre que viene a Madrid a promocionar un film está más de una hora en la alfombra roja atendiendo a sus fans).

Vamos entonces a criticar al juego, no al jugador. Pendiente de estreno la última Misión Imposible del agente Ethan Hunt para este mes de Diciembre (aquí si tengo que mencionar que, aunque la tercera entrega fue entretenidísima y esta pinta serlo, ya Cruise se repite), el actor tiene 3 proyectos más para sumar a su ya dilatada filmografía. Acaba de terminar el rodaje de «Rock of Ages», comedia musical dirigida por Adam Shankman (Más allá de los sueños) en donde una chica de pueblo intenta abrirse camino en el Hollywood musical de los años 80. Cruise interpreta a una estrella rockera de tal época (ver fotografía) y le acompañan Russell Brand, Paul Giamatti, Alec Baldwin y Catherine Zeta-Jones, con un estreno previsto para Junio de 2012. Y tiene en pre-producción 2 cintas más: la futurista «Horizons», dirigida por Joseph Kosinski (que demostró sus dotes de ciencia ficción en Tron Legacy) en donde Tom interpreta a un  veterano soldado enviado a un planeta con el propósito de eliminar los resquicios de una raza alienígena local. La llegada de un viajero inesperado le hará plantearse dicha misión. Y la otra es «One Shot», en la que Jack Reacher (Cruise) es un investigador de homicidios que intenta resolver un caso en el que está envuelto un militar que ha disparado a 5 personas de manera arbitraria. Ambas para 2013. De momento nos queda la última aventura de Ethan Hunt y su posible relevo, y esta imagen promocional de un Cruise muy al estilo «Europe» cantando un posible «The final countdown».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Le toca el turno a Stephen King. El maestro del terror lleva casi 40 años haciendo honor a dicho sobretítulo, y nunca ha sido de extrañar que sus obras hayan sido trasladadas a la pequeña y gran pantalla con más o menos acierto (ya se los digo yo: más menos que más). Uno de sus mejores libros dio pié a una de las mejores películas de terror jamás hechas (y eso que su adaptación deja que desear). Les hablo de «El Resplandor», cinta que ya comenté en la sección Clásicas/de culto en este mismo blog (vayan al artículo para más información). Pues King acaba de hacer oficial la escritura de una secuela. Dr. Sleep es el título provisional de la continuación centrada en el hijo de la pareja protagonista del original, Danny Torrance, pero en la actualidad en dónde parece que es un médico de renombre que usa su don cuando lo estima necesario. Parece que la trama irá en la dirección de un enfrentamiento de Torrance con una temible banda de vampiros que se hacen llamar La Tribu. Incluso se ha rumoreado que tal secuela sea, a la vez, una continuación también de una de sus primeras y más reconocidas novelas: Salem´s Lot. Si eso es cierto, King no tiene un pelo de tonto: mataría 2 pájaros de un tiro. De momento no tiene fecha de lanzamiento, pero si muchas productoras esperándola para ofrecerle suculentos cheques (King ha vendido derechos de sus obras por……1 dólar). Con la fama de escritor veloz que tiene, la tendremos antes de lo que esperamos. Un servidor recomienda ambas novelas nombradas del famoso escritor.

Acabamos con el caballo que más guerra me va a dar en lo que queda de año. Y es que a falta de 3 meses para el estreno de la esperada vuelta a la dirección de Spielberg por partida doble, con «Caballo de Batalla» y «Las aventuras de Tintín» (la cual aquí nos llega 2 meses antes que en tierras norteamericanas), la primera ya ha tenido sus primeros y satisfactorios pases previos. Dichos pases se emplean para comprobar la reacción de los espectadores, y han servido en más de una ocasión para mejorar/cambiar determinados aspectos, e incluso alterar por completo el final de una película (como ocurrió con «El caso Bourne»). En palabras de Chip Sullivan, portavoz de Dreamworks productora de la cinta, «hemos adelantado el estreno de la cinta del 28 de Diciembre al día de Navidad porque creemos que la película debe verse estando todos juntos en familia, como sucede en tal señalada fecha. Es un retorno al Spielberg más emotivo e íntimo, con una historia de amistad tan profunda como lo pudo ser la de Elliot con E.T. Estamos muy orgullosos del trabajo que han realizado todos y esperamos ansiosos la respuesta del público en la que, creemos, será una de las mejores cintas del año». Pues ala. Mejor vendida imposible.