Si leyeron mi post sobre la separación del peculiar Johnny Depp con la cantante francesa Vanessa Paradis de hace una semana (pueden recordarlo aquí: http://www.enfermosdecine.com/johnny-depp-confirma-su-ruptura-con-vanessa-paradis/) mi ausencia de sorpresa ante tal acontecimiento se podría equiparar a la de otra separación – en este caso divorcio en toda regla, Depp y Paradis no llegaron a casarse – que acaba de tener lugar en la colina más famosa de Hollywood: Katie Holmes ya no es la señora de Tom Cruise.

Tom vive un delicioso momento profesional, todo gracias a esa cuarta entrega de Mission Impossible que lo ha catapultado nuevamente a la primera línea del estrellato. El protagonista de Top Gun, que cumple el próximo martes el medio siglo de vida, había tenido una bajón profesional precisamente desde su unión con Holmes, a la que pidió matrimonio en París en 2005 a la par que ambos promocionaban 2 de las cintas más taquilleras de ese Verano: Batman Begins ella, y La Guerra de los Mundos él. Pero claro, a Cruise no se le ocurrió mejor idea que promulgar a los 4 vientos su reciente amor por Holmes, en lugar de hablar de la cinta de Spielberg –  cuentan que esto al director no le sentó nada, nada bien – como bien se pudo ver en el programa de Oprah Winfrey, con saltos en sofás ajenos incluidos.

Esta nueva imagen de Cruise no gustó a público y seguidores, y sus siguientes películas no fueron los éxitos esperados: con excepción de Mission Impossible III que escapó algo de la quema, Leones por Corderos, Valkyria y Noche y Día no tenían el tirón que antes poseía Cruise, y curiosamente su mayor éxito le vino de tapado con Tropic Thunder, en la que ha sido una de las mejores y más hilarantes interpretaciones del actor hasta la fecha.

De la carrera de Holmes mejor ni hablar, ya que desde su boda en Noviembre de 2006 parece estar más implicada en ser la mujer florero de Cruise en toda alfombra roja que pisa el actor, y en cuidar a la hija que han tenido en común, Suri, de 6 años. De otra manera no me puedo explicar que su personaje en el Batman de Nolan fuera interpretado por Maggie Gyllenhaal en su secuela de 2008 El Caballero Oscuro, una de las cintas más taquilleras y con mejores críticas de todos los tiempos.

Capada profesionalmente y con su marido saboreando nuevamente las mieles de ser el foco de atención, quizás eso – y mucho más, como ese afán de Cienciología del actor – haya sido el detonante para que Holmes haya presentado los papeles del divorcio. El representante de Cruise ha comentado que «Kate ha puesto la demanda, y Cruise está profundamente triste y concentrado en sus tres hijos. Por favor, respetemos su privacidad».

Jonathan Wolfe, representante de Holmes, por su parte ha dicho que «Este es un problema personal y familiar para Katie. Su principal preocupación será, y como siempre ha sido, lo mejor para su hija».

Es el tercer matrimonio de Cruise, tras Mimi Rogers – de 1987 a 1990 – luego Nicole Kidman a la que conoció rodando Días de Trueno y con la que tuvo 2 hijos – de 1990 al 2001 – pasando por un romance con Penélope Cruz, a la que también conoció rodando una película, Vanilla Sky – del 2001 al 2004 – y finalmente Holmes desde el 2005.

Os dejo el momento saltarín de Cruise en el sofá de Oprah, con Holmes partícipe de dicho circo, y la parodia que hicieron del momento en Scary Movie 4.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=yOxHaSeQUi0[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=1_E3B95F-rA[/youtube]