Tengo un dolor de cabeza que no se pueden ni imaginar. Les pongo en situación: piensen en la Ferretería/chatarrería más grannnnde que hayan visto (aunque sea en un cine). Ahora, les añadimos un grupo de locos destrozándolo todo. Tornillos, tuercas, destornilladores, alicates, martillos……todo por los aires delante de nuestras narices con su correspondiente estropicio. Un ruido ensordecedor. Caos, locura, un sin sentido a nuestro alrededor.

Bien, ahora esa situación la prolongamos durante unos eternos – no, eternísimos – 165 minutejos. Bien, ya tienen Transformers 4. Ya está bien resumidita. Pero como mi «trabajo» aquí es darles una crítica algo más aclaratoria, vamos a explicarnos un poco más (tranquilos, lo mío no dura tanto).

El declive de los Transformers. Han pasado 5 años desde la batalla de Chicago de la tercera entrega, y los guerreros extraterrestres están en busca y captura por parte del Gobierno. Se esconden de los que habían jurado proteger. Es una aniquilación: ya no son necesarios en nuestro planeta. Es, durante la más o menos primera media hora, en la que el realizador Michael Bay controla el pulso de la cinta, presentando a los nuevos rostros y trayendo a los viejos conocidos de vuelta. Hasta aquí todo bien. Lo que Bay nos tiene (mal) acostumbrados: muchos planos de la monina de turno, el lucimiento de las cachas de Mark Wahlberg – soso, plano, sin la gracia que si demostró sin embargo en Dolor y Dinero también de Bay – el gracioso de turno, los militares/policías malotes…..en fin, cine made in Bay.

film-review-transformers-age-extinction

Cuando todo entra en una espiral de acción estúpida, corrosiva para la vista, explosiva, ruidosa y hasta en ocasiones excesiva es cuando la cuarta entrega deja de ser lo que sí habían sido las anteriores: entretenidas (y sí, me acuerdo de la segunda y su humor absurdo y cargante). ¿Piensan que voy a llamar a lo escrito por Ehren Krueger guion? He visto borradores de parvulario con más sentido que las líneas que «recitan» los protagonistas, un simple cúmulo de frases hechas a medida – la guapa grita, el papi es bruto y protector, el novio salvador y el malo……….en fin – y aunque esta clase de producciones no se caracterizaban por ser un recital de Hamlet, al menos no provocaban el sopor en la platea (he mirado el reloj no se cuántas veces, pidiendo a gritos un THE END en la pantalla para que dejaran de sangrarme los ojos).

El límite de lo absurdo. Cuando somos partícipes de un cinta en la que los protagonistas parecen asistir a un mal chiste de su ¿director? ¿productor? ¿»»»guionista»»»? y en la que el poco entusiasmo con el que llevan a cabo las escenas – muy bien rodadas algunas todo hay que reconocerlo, aunque Bay mantenga el parkison en la cámara – no nos contagia, es el momento en el que me viene a la mente esa frase de ‘mejor una retirada a tiempo….’. Esta innecesaria entrega (ha recaudado más de 1000 millones en todo el mundo, la única este año, por lo que ya sabemos su ÚNICO propósito) es el Michael Jordan de los Washington Wizards, el Schumacher de Mercedes……grandes que en lugar de irse por la puerta grande decidieron dar una oportunidad más a algo que mejor no haberlo tocado.

Transformers-4-Age-of-Extinction-Mark-Wahlberg-Jack-Reynor-and-Nicola-Pelt

Y tocar, rematar, destrozar o marear es lo que Bay and company han logrado con una película de corte veraniego extremadamente larga, muy, muy pero que muy aburrida – toda la secuencia en la fábrica o en la nave es de basura no reciclable en la sala de montaje – y sobre todo carente de esa chispa que provocó el delirio hace 7 años de todos aquellos que crecimos viendo a Optimus Primer ser un camión y a Megatrón una pistola gigante.

Fin de una era. De esta hoguera digna de la mejor Noche de San Juan hay algunos rescoldos que se salvan de la criba. El compositor Steve Jablonski con una partitura ideal para lo que podía haber sido esta película – atención al tema cuando se reúnen los Autobots, o el de la batalla en la autopista – junto al grupo de moda Imagine Dragons para una cinta cuyo primer cuarto parecía presagiar una aventura más oscura y adulta de lo habitual. Jablonski va a lo suyo. Al igual que Bay, que a pesar de lograr su peor película con muuuucha diferencia (no se le puede negar el pan a la mala leche de Dolor y Dinero o a la efectividad del ataque en Pearl Harbor), sigue demostrando que su cine made in videoclip tiene su propia patente y sello de patrocinio (aunque qué esperar de alguien que se inició con spots televisivos de coches y videos musicales de Vanilla Ice).

transformers_age_of_extinction

Precisamente ese primer cuarto es lo otro «más salvable» de este desastre de época soleada – bueno, y la batalla final…..aunque también pensar que en 10 minutos estaría fuera del cine ayudaba bastante – de un cine en el que el elitismo de su realizador (todos son muy guapos y/o fuertes y los que no queda claro que son los peones y/o payasos de la función) así como del apabullamiento de marcas comerciales me provocaron arcadas y nauseas durante gran parte de su metraje (cuenten el número de veces que sale una conocida marca o la bandera americana en pantalla si tienen güevos).

No puedo obviar a su talentoso reparto – ¿han pillado lo de TALENTOSO? – con Nicola Pelts (vale, no voy a discutir la gratitud de su anatomía y como Bay la aprovecha en cada plano, pero lo que es su cara de pasmo ante la muerte es de traca valenciana), Jack Reynor (se conducir bien y mmmmmm……¿nada más? ¡¡contratado!!) o Stanley Tucci pretendiendo ser un quiero y no puedo del John Turturro en la primera entrega o el breve y desquiciado John Malkovich de la última (Tucci no tiene gracia, no busquen dónde no hay cojones). De Wahlberg que decirles…….me da penita. Tengo el pálpito que Bay lo ha tangao cuando se conocieron en el rodaje anterior. ¿No les ha pasado de estar en un sitio deseando salir y darse cuenta de que ya es demasiado tarde para ello? Pues ese es Markie Mark desde el minuto 40 de este despropósito.

new-tv-spots-for-transformers-age-of-extinction-chaaaarge

La era de la extinción. Claro que no es un guerra. Es la muerte – no enterramiento, porque con las perras que ha dado firmen ya un quinta entrega que pienso ahorrarme por respeto a mi hígado – de una saga que estaba bien, dentro del tipo de género que es, hasta hace 3 años.  Bay ya tiene una muesca en su cinturón (de momento me queda Nolan, al que no le he visto una mierda en su filmografía hasta ahora……..cruzo los dedos para Interstellar).

He perdido 165 minutos de mi vida. Háganme caso: ahórrenselos. Hagan cualquier otra cosa. No se. Dormir por ejemplo.

Puntuación: 3,5/10.

transformers_age_of_extinction_ver12_xlg