Es una de las empresas de videojuegos más famosas de la última década. De ella han salido sagas como la de Prince of Persia – ya adaptada al cine y que fracasó en taquilla……la cual era muy distraída – Rainbow Six, Assasins Creed o Splinter Cell. Precisamente estas dos últimas van a ser llevadas a la gran pantalla, como vamos a comentar a continuación:

– Assasins Creed: acaba de salir al mercado la quinta entrega de esta saga que empezó en 2007 y que ha sido todo un éxito de crítica y de usuarios. Ya lo adelantamos en este blog (concretamente en este post): su protagonista será el fabuloso Michael Fassbender (X-Men: primera generación) y parece que la empresa se quiere dar prisa en la producción de la cinta con vistas a un posible estreno para el año que viene, y que podría coincidir con una sexta entrega del famoso juego (¿Assasins Creed IV o una ampliación de la tercera entrega como sucedió con la secuela?).

De momento no hay ni director, ni estudio confirmado ni guionista. Pero ya saben la prisa que se pueden dar a veces.

– Splinter Cell: el agente Sam Fisher salido de la imaginación del escritor super ventas Tom Clancy lleva una década dando guerra en las consolas y ordenadores de medio mundo. Desde el 2002, se han publicado 5 entregas y la sexta nos llegará el próximo abril.  Puede ser que por eso sus aventuras den el salto al celuloide también para el 2013, y de ahí la velocidad con la que se han tornado los acontecimientos: el encargado del guion es Eric Warren Singer (The international) y mientras 2 grandes estudios se pelean por llevarse el gato al agua – Warner y Paramount – el actor que dará vida a Fisher ya ha sido confirmado: Tom Hardy (El caballero oscuro: la leyenda renace).

Si ambas llegan en 2013 – junto con las nombradas nuevas entregas en sus aventuras pixeladas – personalmente celebro la elección tanto de Fassbender como de Hardy para los papeles correspondientes. Otra cosa es que con la prisa les salga un churro mal comido……..y si no me creen les dejo que piensen alguna adaptación de videojuego al cine que haya sido medianamente decente.