A los 21 años, Tim Lake (Domhnall Gleeson) descubre que puede viajar en el tiempo… Después de otra fiesta de fin de año fallida, el padre de Tim (Bill Nighy) le cuenta que todos los hombres de la familia han tenido desde siempre el don de viajar en el tiempo. Tim no puede cambiar la historia, pero sí puede cambiar lo que ocurre y lo que ha ocurrido en su vida. Por lo tanto decide que su mundo será mejor… y que tendrá novia. Pero nada es tan fácil como parece. Tim se traslada a Londres para trabajar en un bufete de abogados, donde conoce a la preciosa pero insegura Mary (Rachel McAdams). Ambos se enamoran, pero un desafortunado viaje en el tiempo borrará dicho momento.

La carrera del británico Richard Curtis en la dirección es más corta que mi currículum (hay que tomarse las cosas con humor). Solo 3 títulos, contando con la que nos ocupa Una cuestión de tiempo. Pero si les decimos que el primero de todos fue aquel Love Actually que conquistó corazones de medio mundo hace ya una década – sigue siendo terriblemente encantadora… y cursi, todo hay que decirlo – a más de uno se le pondrá una sonrisa en los labios (su segundo film como realizador, Radio Encubierta, es una modesta crítica al veto musical en la Inglaterra de los 60).

El 18 de Octubre nos llega esta interesante propuesta con un reparto más sencillo al que nos tiene acostumbrados, aunque el sello Curtis se pueda apreciar en cada fotograma de esta película que también ha escrito (su labor como guionista es MUY extensa, con títulos como Cuatro Bodas y un Funeral, Bean, Notting Hill, El diario de Bridget Jones o colaborando en el War Horse de Spielberg……ahí es nada).

[youtube]http://youtu.be/5DQAZtFHLEA[/youtube]

about_time_xlg