El mafioso y prolífico sicario Jimmy Conlon (Liam Neeson), que antes era conocido como El Cavatumbas, ha tenido mejores épocas. Su jefe y amigo de toda la vida es Shawn Maguire (Ed Harris). Jimmy, que tiene 55 años, se siente perseguido por los pecados de su pasado, así como por el sabueso de la policía que ha ido detrás de Jimmy durante 30 años. Últimamente, parece que el único consuelo que puede encontrar Jimmy está en el fondo de un vaso de whiskey. Pero cuando el hijo de Jimmy, Mike (Kinnaman), que vive alejado de su padre, se convierte en un objetivo, Jimmy tiene que elegir entre la familia de criminales a la que había escogido pertenecer y su familia auténtica, a la que había abandonado hacía mucho tiempo.

Vuelve Neeson, vuelve la acción. Al actor irlandés – que ya rueda de nuevo con Scorsese su Silence – le mola la hostia fácil a sus más de 60 tacos, y tras completar (con éxito además) la trilogía Venganza, le toca el turno a otro personaje primo/pariente de Seagal en su tercera colaboración con el realizador catalán Jaume Collet Serra (tras la correcta Sin identidad y la estupenda Non Stop).

Acompañado por Harris y el último Robocop, Kinnaman, Neeson pasará una noche de pateo neoyorkino a partir del próximo 17 de Abril.

[youtube]http://youtu.be/dUCZD9NUVpY[/youtube]

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/x2ekiv0_run-all-night-official-trailer-hd_shortfilms#from=embediframe[/dailymotion]

Una noche para sobrevivir