Tras la terrible y misteriosa muerte de sus padres, los hermanos Baudelaire – formados por Violet (Malina Weissman), Klaus (Louis Hynes) y Sunny – se verán obligados a vivir con el misterioso Conde Olaf (Neil Patrick Harris) a la par que intentan averiguar qué hay detrás de la pérdida repentina de sus progenitores. Los jóvenes vivirán todo tipo de desdichadas aventuras mientras son perseguidos por oscuros villanos que intentarán conseguir su fortuna familiar.

Para los que no la recuerden – o conozcan – en 2004 un por entonces muy famoso Jim Carrey protagonizaba Una serie de catastróficas desdichas, una divertida cinta ideal para Navidades (fecha en que se estrenó) y que no obtuvo el beneplácito suficiente del público para convertirla en una saga, como la de libros en las que se basa. La todopoderosa Netflix la convierte en serie cuya primera temporada de 8 episodios llegará el próximo 13 de Enero con Harris al frente, una de las mejores lecciones de casting jamás vistas. Y es que viendo este avance, un servidor se relame ante la adaptación que puede convertirse en el primer bombazo de la cadena de 2017.

Y eso que la espera por la segunda temporada de Stranger things – a la que se incorpora Sean Astin, nuestro Mickey de Los Goonies, para hacerla más ochentera si cabe – junto a la tercera de Narcos – sin ‘hijoeputa’ de por medio, una pena – es máxima, lo que nos depara un año televisivo muy, pero que muy prometedor (aún con la ausencia en su parrilla televisiva de Daredevil pero con The Defenders y a la espera de The Punisher).

Larga vida a Netflix.

[youtube]https://youtu.be/KEnUO__cBTI[/youtube]

039455