Habemus Nathan. Y es que Sony ha decidido que esta semana sea su semana de las sorpresas. Tras anunciar de manera inesperada este fin de semana la producción de Venom (el archienemigo de Spiderman) con Tom Hardy al frente  – oh yeah – bajo las órdenes de Ruben Fleischer (Bievenidos a Zombieland), ahora le ha tocado el turno a la adaptación de una famosa saga de videojuegos que llevaba su tiempo esperando dar el salto a la gran pantalla. Les hablo de Uncharted y de su carismático protagonista, ese semi Indiana Jones llamado Nathan Drake y que contará con el rostro y gestos del joven Tom Holland, al que precisamente veremos este verano cómo el hombre araña en Spiderman: Homecoming (también de Sony, todo queda en casa).

Y sí, los aficionados a la saga – entre los que me incluyo – se preguntarán que pinta Holland cómo Drake, cuando es mucho más joven que el intrépido buscador de tesoros. Pues muy sencillo: Holland será un precoz Drake en sus primeras aventuras, algo que más o menos vimos en ciertos capítulos de la tercera y cuarta entrega de la serie. O lo que viene a ser lo mismo, la película (o películas, según funcionen en taquilla) será una precuela del ya adulto Drake que acabaría encarnando otro actor en futuras cintas. La cinta la dirigirá Shawn Levy (al que debemos la primera temporada de Stranger things), cuyo guion se encuentra ya en fase de re-escritura, ya que los primeros libretos estaban ideados para un Drake adulto, al igual que en los videojuegos (recordemos que llegó a sonar Mark Wahlberg cómo protagonista, con Robert De Niro cómo su mentor y Seth Gordon al frente).

Holland formará así parte de una nueva saga, tras Los Vengadores, y su Peter Parker que nos llega este 28 de Julio (tras retrasarse varias semanas finalmente).