Ay Jean-Cluade, Jean Claude. Quién te ha visto y quién no te ve. Porque por mucho que el «actor» belga se empeñe, sus últimos trabajos van directamente al mercado del alquiler (léase pirateo en la red) en lugar de acudir a un gran estreno con alfombra roja, luces, fotógrafos y miles de personas riéndole las gracias y las posturitas que tanto realizó con éxito en la década de los 90. Así que Jean ha entrado en el club de Steven Seagal o Dolph Lundgren: realizan hasta 3 cintas por año (la serie B les viene hasta grande) y cada una es vista únicamente por los pocos fans que aún les quedan. Lo que no termino de entender es la negativa del actor a participar en esa gozada de acción ochentera que fue «Los Mercenarios», en donde curiosamente Lundgren tenía una aparición muy de agradecer. Pues cuando la cinta fue el taquillazo que todos preveían y comenzaron los movimientos de pre-producción para una segunda parte, a Van Damme le ha faltado tiempo para subirse al carro de Stallone y compañía, junto con otra «estrella» de acción olvidada como es Chuck Norris (también quieren que se les una esa masa humana que antes fue Steven Seagal). Pues no contento con apuntarse a un posible taquillazo tras casi 15 años sin alcanzar uno (la película semibiográfica que protagonizó titulada «JCVD», por cierto muy recomendable, fue un éxito crítico pero en algunos países no se estrenó en cines) ahora el señor de las patadas aéreas predecibles más famosas quiere rodar una nueva versión de uno de sus mayores éxitos, «Contacto Sangriento», con la excusa de hacer una reinvención de tal cinta a nuestros tiempos. Traducción: os sacaremos la pasta pero con cariño, que sé que a más de uno se le cae la baba por verle nuevamente en el cine. Con un guión casi terminado, ahora el protagonista es un veterano de Afganistán que se retira a Brasil harto de tanto conflicto bélico que no lleva a ninguna parte, pero que acaba metido en un torneo de artes marciales. Contará nada más y nada menos que con un presupuesto entre 65 y 75 millones de dólares (lo que costearían 5 películas actuales suyas) y parece que tras la silla del director se sentaría Phillip Noyce (Salt). Esperemos que al pobre de Van Damme no le dé un infarto como en uno de sus últimos rodajes……

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y de una vieja gloria, a otra pero que ojalá si hubiera seguido actuando. Gobernator también conocido como Arnold Schawarzenegger salta a los ruedos. Tras una breve y aplaudida aparición en la nombrada anteriormente «Los Mercenarios» y que contará con una papel mayor en la secuela, al igual que Bruce Willis, parece que el actor ya se encuentra listo para encabezar él solito el cartel de una cinta. De acción, como no. Dejando de lado sus aventuras extramatrimonaiales que mantuvo el austriaco con una de sus asistentas (¿acaso a alguien le ha sorprendido?), las cuales han frenado lo que podría haber sido ya un rodaje en proceso, Arnie parece que finalmente intervendrá en «Last Stand», en la que se mete en la piel de un sheriff fronterizo en México en su lucha con un importante narcotraficante local. Parece que el rodaje comenzaría el año próximo con un posible estreno a finales de 2012 o principios de 2013. Me encanta dar consejos a los famosillos, que nunca leerán, pero yo me desquito: Chuache campeón, creo que a estas alturas es más gratificante verte en una buena comedia o incluso un drama, a demostrar dotes de actor que se que tienes ocultas. ¿Se lo imaginan en el papel de Robert De Niro en «Los Padres de Ella»? Pues algo así. O incluso de abuelete jubilado de la CIA. Es que ya tenemos los 64 años. En España aún puedes seguir currando 3 años más. Piénsatelo.