No corren buenos tiempos para El Príncipe del Bel-Air. El actor que presumía, hasta hace poco, de que todos sus estrenos pasaban la barrera de los 100 millones en Estados Unidos (la mayoría respetados e incluso aplaudidos por la crítica) pasa por un periodo en el que sus elecciones cinematográficas no están siendo del todo las más idóneas. Tras un periodo alejado de las cámaras, regresó – en parte – con After Earth, la primera piedra de la que muchos consideran su propia tumba (al igual que Johnny Depp los últimos años, que posiblemente se recupere en este 2017 con la quinta entrega de Piratas del Caribe). Focus pasó sin pena ni gloria, La verdad duele las Navidades pasadas no le trajo la ansiada nominación al Oscar (una cinta recomendable, todo hay que decirlo), Escuadrón suicida sufrió una sangría crítica pocas veces vista – pero ha sido la más comercial de su nueva etapa, y de las que más en 2016 – y la reciente Belleza oculta ha recibido tantas hostias, que ni Rocky habría aguantado un asalto…………

De ahí que Smith – que actualmente rueda la cinta fantástica Bright, de nuevo a las órdenes de David Ayer tras el nombrado Escuadrón – tenga en mente unirse a una apuesta segura en taquilla: la adaptación del clásico animado Dumbo que dirigirá Tim Burton nuevamente para Disney. Variety se hace eco de esta noticia, y si tenemos en cuenta que Disney se está cubriendo en oro con tales conversiones – Maléfica, Cenicienta, Alicia en el país de las Maravillas precisamente de Burton, El libro de la Selva, el próximo Marzo La Bella y la Bestia y en la recámara La Sirenita, Mulán El Rey León entre otros – lo de Smith puede convertirse en un triunfo que necesita como agua de Mayo. Smith sería un padre que acude con sus hijos al circo dónde se encuentra el famoso elefante que da título a la cinta, y Disney quiere a Tom Hanks (ahí es nada) para el villano de turno de la cinta.

Sin embargo dichas incorporaciones pondría en peligro otros proyectos casi inmediatos: Smith debería rodar Bad Boys for life (tercera entrega de Dos policías rebeldes nuevamente con Martin Lawrence y bajo la tutela de Joe Carnahan, con el que ha tenido bastantes encuentros de cara al tono de una cinta que, por lo que dicen, quieren que sea la mejor de todas) esta misma Primavera de cara a su estreno en Febrero de 2018, pero la cinta de Burton corre a todo tren por lo que podría poner en peligro – si Smith decide unirse a ella – el rodaje de la nueva aventura de Mike Lawrey, quien sabe si para siempre o una simple postergación; Hanks, por su parte, podría ver alterada su agenda para rodar The Grey Hound, un drama que nos devolvería al actor a la II Guerra Mundial.