Antes de ser Wonder Woman, era Diana (Gal Gadot), princesa de las Amazonas, entrenada para ser una guerrera invencible. Habiendo crecido en una apartada isla paradisíaca, cuando un piloto americano se estrella en sus orillas y le advierte de un conflicto masivo que sacude el mundo exterior, Diana abandona su hogar, convencida de que puede detener la amenaza. Luchando junto a los hombres en una guerra para acabar con todas las guerras, Diana descubrirá el alcance de su poder… y su verdadero destino.

Con Logan – una cinta que creo que merece un segundo visionado para percibir todos sus maravilloso matices y virtudes – Fox ha vuelto a demostrar que el cine de «super héroes» puede ser para adultos, algo que anunció con Deadpool hace un año (ésta es violenta y divertida, mientras que la de Jackman es MUY violenta y oscura). DC no se atrevió a convertir a Batman v Superman en la versión «adulta» que pretendía su realizador, Zack Snyder, y mucho menos con Escuadrón Suicida (una oportunidad perdida de explotar la mala leche de sus variopintos personajes). Parece ser que con La Liga de la Justicia no cometerán el mismo error, y la cinta tendrá su calificación R (violencia, sexo o lenguaje adulto), y mañana tendremos ya el primer vistazo oficial.

Pero antes nos llegará la aventura en solitario de Gadot, a pesar de que su personaje ya brillaba y con mérito en la comentada guerra entre Wayne y Kent. Una cinta que a un servidor recuerda al primer Capitán América – será por eso de verla en una contienda pasada – y cuyo estreno será este 23 de Junio (en Estados Unidos el 2 del mismo mes, entre Piratas del Caribe Momias contra Cruise, y previo a la locura Cars/Minions).

[youtube]https://youtu.be/WXMwfxYAmiA[/youtube]