Desde los orígenes de la civilización, él fue venerado como un dios. Apocalipsis (Oscar Isaac), el primero y más poderoso de los mutantes del Universo X-Men de Marvel, se hizo con los poderes de otros muchos mutantes, convirtiéndose en inmortal e invencible. Tras su debilitamiento después de miles de años, su desilusión hacia el mundo le obliga a reclutar a un grupo de poderosos mutantes, incluyendo al descorazonado Magneto (Michael Fassbender), para purificar la humanidad y crear un nuevo orden mundial, del cual estará al frente. Mientras el destino de la Tierra pende de un hilo, Raven (Jennifer Lawrence) con la ayuda del Profesor X (James McAvoy) tendrá que liderar un equipo de jóvenes X-Men para detener a su mayor enemigo y salvar a la humanidad de la destrucción total.

Aunque no se hable de otra cosa que la guerra entre Iron Man y Capitán América – o de la que tuvo lugar hace un mes entre Batman y Superman – en un mes nos llega otra que no ha ido armando mucho revuelo. Los mutantes de Marvel regresan (dirigidos por cuarta ocasión por Bryan Singer) tras la estupenda X-Men: Días del futuro pasado y la magistral X-Men: Primera generación (su mejor película y de las mejores de la filial de la Disney) para enfrentarse a un enemigo icónico en los cómics, con muchas incorporaciones de rostros juveniles (Cíclope, Jean Grey, Tormenta, Rondador nocturno) y los ya conocidos en su etapa final de maduración (Fassbender, McAvoy o Lawrence).

El 20 de Mayo llega una lucha por la humanidad que, no descarten, sea finalmente una gran aventura veraniega que solo necesita de unos cuantos seguidores para convertirla en un título a tener en cuenta (dicho por alguien que renegó de los mutantes tras la trilogía original).

[youtube]https://youtu.be/4BImDtyAIA0[/youtube]

c-men-apocalipsis-en-castellano-original