Zipi y Zape son enviados al Centro Re-educacional Esperanza para que puedan mejorar sus aptitudes (vamos, ser menos gamberros). Pronto descubren que, más que un colegio, ese lugar es una cárcel para niños donde jugar está prohibido. Allí fundan el Club de la Canica, la resistencia infantil que desafía la autoridad de los adultos. Gracias a su inteligencia, su valentía y su inquebrantable fe en la amistad, Zipi, Zape y el resto del club descubrirán un misterioso secreto que se oculta en el colegio y vivirán la aventura más emocionante de sus vidas.

Si usted, estimado lector, no sabe quiénes son Zipi y Zape una de dos: o bien no vive en España, o por sus manos jamás pasó un tebeo protagonizado por estos dos hermanos muy pillos que ocasionaban más de un problema en la Escuela y/o en casa. José (o Josep, como más guste) Escobar creo a estos populares personajes en 1948 y, hasta su muerte en 1994, gozaron de una gran fama con alguna que otra adaptación al cine. Tras permanecer un tiempo en el «olvido» – ahora tira más el tebeo internacional – el director Oskar Santos nos devuelve a los hermanos en un aventura más acorde con los tiempos que corren (a mí me suena a refrito entre La Gran Evasión y Harry Potter y la Órden del Fenix).

El 4 de Octubre se estrena en nuestras salas esta cinta que llenará salas con nostálgicos y familias con niños (que el villano sea Javier Gutiérrez indica el nivel de absurdo que podemos encontrarnos).

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/x10w5t2_zipi-y-zape-y-el-club-de-la-canica-trailer-final-hd_shortfilms#from=embediframe[/dailymotion]

zipi zape